Todo a punto para la Gran Celebración de la Familia, el próximo domingo 30 de diciembre en la madrileña Plaza de Colón.



MIL JÓVENES VOLUNTARIOS EN LA ORGANIZACIÓN
Todo a punto para la Fiesta de la Familia: "Hay motivos para dar gracias y pedir por ella"

La festividad de la Sagrada Familia se expresa este año en un acto multitudinario de afirmación la institución fundamental de la sociedad. Más de mil jóvenes voluntarios de Madrid se han volcado en los preparativos, según informa La Razón. El obispo auxiliar de Madrid, Monseñor César Franco, ha anunciado en La Mañana de COPE que será un "acto festivo porque tenemos muchos motivos para dar gracias a Dios por la familia, y para pedir por ella". El momento culminante será el mensaje del Papa Benedicto XVI, en directo, desde El Vaticano.

La organización de la Gran Celebración de la Familia, liderada por el Arzobispado de Madrid, cuida los detalles, en las horas previas a la concentración del próximo domingo, a las 11:00 horas, en la Plaza de Colón de la capital.

Entre otros servicios, se habilitará una sala de lactancia materna ubicada junto al escenario principal, según ha informado este viernes La Razón, que ilustra sobre un dispositivo de organización en el que participan mil jóvenes voluntarios de Madrid.

En La Mañana de COPE, Monseñor César Franco, obispo auxiliar del Arzobispado de Madrid, ha reconocido que "hay mucha gente trabajando, con mucha generosidad y ánimo. Las expectativas de participación son muy buenas".

Monseñor Franco ha explicado que "será un acto de oración, litúrgico, pero también festivo porque tenemos muchos motivos para dar gracias a Dios por la familia, y también para pedir por ella".

"Cuando vemos todos los problemas y las agresiones por las que pasa la familia, no sólo la familia cristiana, nos ha parecido que teníamos que celebrar lo que Dios ha querido darnos y proponerlo con toda sencillez", indica el obispo auxiliar de Madrid.

El acto se abrirá a las 11:00 horas, con la acogida de las familias y la actuación musical del grupo sevillano Siempre Así. Se emitirán, además, dos vídeos sobre el Santo Padre. Monseñor Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal, saludará a las familias desde el escenario.

A las 12:00 horas, se conectará con Roma para el rezo del ángelus y para dar paso al mensaje que el Papa Benedicto XVI dirigirá a las familias españolas representadas en la Gran Celebración de la Plaza de Colón.

Navidades y los hijos: sobriedad, educar en el consumo





Por José Luis Ruiz de Alba Robledo de www.foroedu.com


El verdadero sentido de la Navidad

El Papa Juan Pablo II recordó en muchas ocasiones que hay que evitar una «mentalidad consumista» en estas fechas, que, presentada «de manera insistente» por los mensajes publicitarios, contrasta con la sencillez con que nació Cristo. También nos advirtió que esa mentalidad hace a la Navidad correr el riesgo de perder su sentido.


Nos recordó que «Incluso la bella tradición de intercambiarse regalos entre familiares y amigos con motivo de la Navidad, ante la embestida de una cierta mentalidad consumista, corre el riesgo de perder su auténtico sentido navideño ».

La Navidad: una fuente de alegría

En Navidad celebramos la Encarnación de la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Dios Eterno que toma nuestra naturaleza humana y se hace hombre.

Es la mayor alegría que puede tener la humanidad: Dios se hace uno de nosotros. Nos ha nacido Dios. Nace como todos nacemos, pequeño, quizás para que podamos acercarnos a El, sin miedo. Nos da lecciones de humildad. También nos da lecciones de pobreza.

Jesús nace pobre en Belén

Jesús nace pobre en Belén. No es sólo algo bonito. Nos brinda auténticas lecciones de pobreza que hay que saber aprovechar. Es una realidad para meditar. Algo de lo que se deben sacar enseñanzas prácticas. No seamos ciegos ante esta realidad. Dios nos quiere enseñar con su ejemplo. La pobreza buscada por el Señor tiene un valor que nos toca descubrir.

Educar en el consumo: no es malo consumir

Hay que estar prevenidos ante el riesgo del consumismo, pero no de consumir. Tener cosas, en principio, no es inmoral. Todos los seres humanos tenemos necesidades. Lo malo sería tener desordenadamente. Tener en exceso, despilfarrar, no saber ayudar a otros que pasan necesidad.

Buscar un consumo razonable

Enseñar a los hijos que tenemos necesidad de consumir. Hacerles ver que muchas personas se ganan la vida honradamente comerciando y prestan un buen servicio a la sociedad. Orientarles hace un consumo razonable.

A veces se pueden consumir cosas que no son estrictamente necesarias pero que alegran la vida y suponen un descanso.

Nada en demasía

Nada en demasía: palabras de Solón que se atribuyen también dos siglos más tarde a Sócrates. Huir de excesos parece algo recomendable.

La moderación es ese estado en el que uno puede ser dueño de uno mismo, tarea nada desdeñable.

No consumir en exceso: que los hijos vean que es normal que falten cosas

En cualquier caso la moderación siempre será un baremo: no consumir en exceso. En caso de dudas quizás sea más formativo quedarse cortos y que los hijos vean que en cada se va un poco ajustado y que es frecuente que falten cosas.

La mejor herencia

Cicerón señalaba que la mejor herencia que los padres pueden dejar a sus hijos, más preciosa que todos los patrimonios del mundo es la gloria de la virtud y las buenas obras. (Oficios, 33)

Un regalo para Navidades: enseñarles a valorar y vivir la sobriedad

Hay regalos que duran poco, apenas unas horas. Otros unos días. Hay regalos que pueden durar toda la vida.

Quizás estés pensando qué regalo hacer a tus hijos esta Navidad. Está en tu mano en hacerles un regalo especial, que sea para siempre. Si el regalo para tus hijos consiste en enseñarles a vivir una virtud, ese aprendizaje les acompañará durante toda su vida y les podrá servir en infinidad de ocasiones que se le presentarán y en las que ya no podrás estar junto a ellos para ayudarles. Si les enseñas a vivir la sobriedad les habrás hecho un regalo muy útil.

Con este regalo les estás dotando de autonomía y capacidad de mejorar.

El consejo de un santo: vivir sobria y templadamente

San Josemaría, en el punto 631 de Camino, nos recomienda: "Despégate de los bienes del mundo. -Ama y practica la pobreza de espíritu: conténtate con lo que basta para pasar la vida sobria y templadamente. -Si no, nunca serás apóstol."

La moderación te puede proporcionar dosis de felicidad. Los excesos frecuentemente traen aparejadas tristezas.

Santa Teresa se conformaba con una sardina

Decía Santa Teresa que para hacerla feliz era suficiente una sardina.

Enseñar a los hijos a contentarse con poco. Para divertirse no hacen falta cosas extravagantes. "Si no tengo la Play Station no puedo jugar...". "Si no tengo este video juego no lo paso bien". ¡Ojo a las adicciones!

Estado de permanente insatisfacción

Darles cosas continuamente a los hijos, les puede generar un estado de permanente insatisfacción. Cada vez pedirán más cosas. Querrán renovar lo que tienen. Serán insaciables. Unos pequeños tiranos que exigen a sus padres continuamente. No sabrán disfrutar de lo que tienen porque no se les ha enseñado a valorarlo, entre otros motivos porque no les ha costado nada.

Se valora más lo que ha costado esfuerzo

Cada familia es libre para educar a sus hijos como quiera. Para que los hijos sepan lo que cuestan las cosas, puede ser una buena experiencia que se ganen el dinero para comprar sus cosas.

Esto habrá que hacerlo con flexibilidad y sin excesos, pero sí que es bueno que tengan pequeños trabajos y sepan lo que cuesta ganar dinero y el valor de las cosas. Lo que vale cuesta y lo que ha costado esfuerzo se valora más que lo que te han regalado.

Sobriedad

Significa dominio de sí. Dominio viene de "dominus", (señorío en latín). Ser señor de uno mismo, gobernar los propios actos es algo que confiere dignidad, estabilidad a las personas.

Tenerles cortos de dinero

Es una medida de sentido común y también muy educativa que les ayude a valorar lo que cuesta conseguir dinero.

Aprender a negarse para no hacerse personas blandas

Si los hijos desde pequeños no aprenden a dominarse, a negarse en cosas concretas, se irán haciendo blandos y estarán más indefensos ante las contrariedades de la vida.

Más vulnerables

Vulnerable, viene de "vulnera", (herida en latín). Todos somos vulnerables, podemos sufrir heridas o ataques en la vida que afecten a nuestra personalidad a nuestra vida moral.

Los que son más blandos por falta de templanza y de fortaleza son más vulnerables. Los hijos flojos están más expuestos a los riesgos de todo tipo.

Templanza: te juegas la libertad

Usar las cosas con moderación. No caer en excesos. Lo que te juegas es la libertad. Si consigues moderar, controlar los impulsos serás más libre.

Esta virtud te proporciona vigor en el alma.

Consumismo, caprichos

La sociedad de consumo nos incita constantemente a efectuar compras, por intereses comerciales. Todos nos sentimos solicitados por tantos productos realmente atractivos, muchos son de gran utilidad.

Presión de los anunciantes

Existe una fuerte presión de las empresas anunciantes. Los anuncios publicitarios ya forman parte de nuestra cultura audiovisual. Conocemos perfectamente su lenguaje. Habitualmente nos sometemos voluntaria y pasivamente a largas sesiones de anuncios, casi de manera automática. Esos anuncios además en cierto modo descansan y divierten: algunos son realmente atractivos y tienen un gran valor creativo y gozan de originalidad.

Hay que saber que te están estimulando y van a procurar crearte necesidades. Hay que tener presente que están conformando nuestra manera de pensar y van a pretender crearnos necesidades y pueden influir en las decisiones de comprar. Puedes enseñar a tus hijos a tener una actitud abierta y al mismo tiempo atenta ante los anuncios para no dejarse manipular.

Deporte navideño: shopping

Cuantas veces salimos a la calle sin una idea clara de qué hacer y acabamos haciendo shopping. Los comercios suelen ser establecimientos muy atractivos.

Es evidente que en Navidades en las sociedades más desarrolladas hay gran ambiente de compras. Basta salir a las zonas comerciales a cualquier hora para comprobarlo. Ver comprar a otros anima a hacerlo. Existen las compras compulsivas. Esto se puede explicar a los hijos mientras se va de compras, deliberar con ellos una compra u otra.

Comparar precios

Aunque a veces lleve más tiempo, es bueno ver con los hijos los distintos precios que tienen los productos en función de los establecimientos y de las marcas.

Distinguir marcas y calidades

Convendrá explicarles el sentido de las marcas comerciales. No es malo acudir a marcas de prestigio. Pero es bueno que la marca no sea el único criterio que utilicen a la hora de elegir el producto.

Quizás se pueda prestar más atención a la calidad. También analizar la relación entre precio y calidad. Si algo es caro lo normal es que sea bueno y dure más tiempo. Pero también puede haber cosas más baratas que merezcan la pena adquirir en función de esa relación precio-calidad. Habrá que ver en cada caso. Deliberar un poco antes de la compra puede ser formativo en sí.

No se trata sólo de ahorrar, ni de no gastar, sino de ser personas que actúan de manera inteligente

Que aprendar a ser dueños de sí mismos

Aprender a dominarse. Quien no se domina puede vivir a merced de caprichos, instintos, manipulado por otros.

Padres esclavos de niños consentidos

Qué cosa más desagradable ver a un niño consentido. No dejar que se hagan pesados pidiendo continuamente. No ceder. No siempre que haya una salida tiene por qué haber una compra.

Es triste ver a padres esclavos de sus hijos consentidos. A parte de que los padres se esclavicen, también están esclavizando a sus hijos.

Después de un viaje quizás traer algo para todos

Después de un viaje algunos padres tienen la costumbre de traer un regalo para cada uno de sus hijos. A parte de que pueden crearse agravios entre ellos, hay otros motivos por los que puede ser más formativo no hacerlo.

Quizás sea mejor solución traer algo "para todos". Puede ser algo decorativo para la casa. O algo que se pueda consumir entre todos: unos dulces típicos de la zona, u otros productos.

No siempre después de un viaje hay que escuchar: ¿Qué me has traído? Quizás suene mejor: ¿qué nos has traído?

Libertad sin esclavitudes

Esclavitudes a las que puede verse sometida cualquier persona sin ser consciente. Esclavitudes presentes o esclavitudes futuras que se van labrando hoy por la falta de voluntad.

Esclavos de los caprichos. esclavos de comodidades sin las cuales la vida parece insufrible.

Darles menos cosas: que tengan lo justo

No se trata de ser ahorrativos ni espartanos, sino de acostumbrarse a no crearse excesivas necesidades.Que tengan lo justo.

De vez en cuando algún extraordinario

Es bueno disfrutar e incluso de vez en cuando hacer algún gasto extraordinario dentro de las posibilidades para no caer en rigorismos. Un día de fiesta, un aniversario, una celebración familiar.

Quizás sea bueno que valoren que ese pequeño esfuerzo luego habrá de ser compensado con recorte en otra cosa para equilibrar. Esto tiene un efecto pedagógico. Se trata de que no se vean como cosas imprescindibles, porque ahí comenzaría el problema.

Pequeño chantaje: no me quieres

Si alguna vez un hijo reprochara a sus padres que no se siente querido porque no recibe los regalos que espera sería una buena ocasión para examinar cómo se les está educando.

Habría que hacerles ver que eso en una especie de "pequeño chantaje". Explicarles en qué consiste el verdadero cariño. Todo lo que unos padres hacen por sus hijos que le dan lo que más les conviene.

Peligro de pensar que no les quieres si no te vuelcas con regalos

Te puede entrar cargo de conciencia: a ver si no les quiero lo suficiente al privarle de regalos. No hay que preocuparte. El cariño no hay que medirlo en regalos. Es más si hay que acudir a regalos puede ser señal de que le estás negando otras cosas.

El mejor regalo exigirles

Educar a los hijos en un clima de exigencia en la mejor ayuda que se les puede prestar. Aunque sea costoso es lo más eficaz.

Exigencia que no implica falta de cariño. Al contrario, el no exigir normalmente denota una falta de fortaleza que impide ejercer la caridad. Lo que realmente ayuda es la verdad. Ponerles frente a la realidad. Esto no separa, al contrario lo que más une es tratar a los hijos con confianza y pedirles aquello que en conciencia ves que has de pedirles, aunque te cueste. Te lo agradecerán, aunque quizás tengan que transcurrir unos cuantos años.

Menos regalos y dedicarles más tiempo

A lo mejor puede ser más costoso para unos padres dedicar toda la mañana de un sábado para ir a verles a una competición deportiva. O salir con ellos a montar en bici justo ese día en que el padre tiene un partido de padel interesante con sus amigos o que la madre tenía un plan sugerente con varias amigas.

Dedicarles tiempo personal a cada uno

Habla uno a uno con tus hijos, escuchándoles. Dejándoles que se esplayen. Interesándose por sus cosas. Preguntándoles con verdadero interés. Ese es el mejor regalo. Lo que les va a llenar y a hacer felices.

Aprovecho ahora que puedo para regalarles cosas, quizás todo lo que yo no pude tener

Existe un sentimiento muy humano de dar a los hijos aquello que quizás uno no pudo tener de pequeño. También el aprovechar el presente para volcarse con los hijos pensando en el día en que ya no estarás. Uno puede ser indulgente con uno mismo pensando, quizás no es lo mejor para ellos, pero prefiero pasarme que quedarme corto.

Piensa que las cosas que les compres, pasarán al olvido y no les harán mejores. En cambio el tiempo que les dediques jamás lo olvidarán y les irá formando.

Cuando pasen los años tus hijos se acordarán de las conversaciones que hayas tenido con ellos, de los chistes que les hayas contado, de los buenos momentos compartidos más que del patinete, de la muñequita o de la última Play.

Pedirles cosas

Que den cosas a los que lo necesitan. Que no acumulen juguetes que no ulitizan. Acostumbrarles a que cuando haya juguetes que ya no utilizan y que siguen en buen estado, se lleven a lugares donde los puedan repartir. Que ellos mismos los preparen e ir con ellos a esos lugares. A ser posible que vean a los niños que se van a beneficiar con esos juguetes.

Búsqueda del Comfort

Recuerdo que hace años en una comida de trabajo para celebrar las Navidades uno de los asistentes comentaba que se había comprado un coche y se le llenaba la boca diciendo: "tiene un gran comfort". Nos miramos de reojillo, pensando: ¡vaya pegote que se acaba de tirar! Quedaba un poco ridículo.

Un lastre: el exceso de comidades.

El lujo, los excesos, pueden llegar a sofocar los buenos sentimientos. El exceso nos va haciendo más egoístas.


Brindar a los hijos excesivas comodidades y facilidades les puede suponer un lastre para su progreso personal. Un peso muerto que les permita elevar sus miras hacia objetivos más elevados, hacia el compromiso personal que siempre exigirá renuncia.

Para subir: soltar lastre. Ligeros de equipaje

Como los globos aerostáticos que para subir han de soltar lastre. También los buenos buceadores para bajar más rápido se ponen pesos en el cinturón y cuando se ven en peligro y han de subir rápido se desprenden de él para no ahogarse.

Para subir hay que soltar lastre, pesos muertos. Ir por la vida "ligeros de equipaje".

Convertir lo supérfluo en necesario

Muchos convierten lo supérfluo en necesario. Hay que hacer examen personal para distinguir y no vivir engañándose.

Nunca es poco lo que es bastante

Séneca decía que nunca es poco lo que es bastante, nunca es bastante lo que es mucho. Se pueden dar algunas vueltas a estas palabras sabias.

Algunas sugerencias para concretar

A modo de concreción se ofrecen algunas sugerencias:

En las comidas no consentirles caprichos. Que coman todo lo que se sirvan.
No comer a deshoras. Evitar asaltos a la nevera.
Bebidas alcohólicas. Que os vean con sobriedad. Son especialmente graves las consecuencias que provienen de un uso indebido del alcohol.
Salidas. No excesivas salidas al cine, a parques de ocio, etc. Hacer con ellos la programación que vean que no es solo algo que reciben como un derecho. Que sepan el tiempo de que disponéis y lo que valen las cosas.
Tenerles cortos de dinero.
No consentirles caprichos.
Moderación en los regalos.
Uso de los teléfonos móviles: normalmente no sea necesario que lo lleven siempre encima. Quizás en algunas circunstancias.
Una manera de vivir la virtud cristiana de la pobreza es enseñarles a aprovechar el tiempo. Para ello fomentar el tiempo personal dedicado a la lectura. Hacerles un plan de lecturas para las Navidades.
También que tengan un horario cada día y que todos los días dediquen un tiempo mínimo a estudiar.
Uso moderado de la televisión, cine, vídeos.
Horario de uso de internet: tiempo máximo diario. Tener las conexiones en zonas comunes de la casa.
Llevarles a visitar personas necesitadas: familiares, amigos, lugares dedicados a la atención de personas en circunstancias desfavorables. Esto fomenta la generosidad y evita pensar en uno mismo.


No sé decir no

Un niño estaba acabando con todo lo que había sobre la mesa en aquel desayuno y parecía que no pensaba parar hasta terminar con todo. Su padre le intentó reconducir con suavidad: "¡niño, para ya...que vas a reventar!". El niño con gran seguridad y creyendo hacer una gracia le respondió: "es que no sé parar".

Su padre se quedó pensativo y dijo: "ese es el gran problema que tenemos contigo, que no sabes decir no".



Niéguese a sí mismo

Si quieres que tus hijos sigan de cerca de Cristo habrás de ayudarles a meditar y a vivir sus palabras: "dijo Jesús a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame" (Mateo, 16, 24)

Es muy importante ejercitar en la renuncia personal, negarse a uno mismo.

En esto los padres han de ir por delante con el ejemplo. Ellos se fijan y toman buena nota.

EN DEFENSA DE LA FAMILIA




Benigno Blanco anima a todas las familias sean cristianas o no, a que participen en la gran celebración en defensa de la familia

"Ha llegado el momento de que las familias asuman su futuro y salgan a la calle" para convertirse en "sujeto social de opinión pública y presión política", afirmó ayer, el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, en declaraciones a la cadena COPE

Benigno Blanco apuntó que "la legislación aprobada en los últimos años en España está haciendo un profundo daño a la familia", y sin embargo "sigue siendo la institución más satisfactoria para las personas".

En este sentido, Blanco animó a todas las familias, sean cristianas o no, a que participen en la gran celebración en defensa de la familia que se celebrará el 30 de noviembre bajo el lema 'Por la familia cristiana'.

"La familia no es una realidad cristiana, sino una realidad humana", apuntó y añadió que cualquier persona que valore la familia como esa relación hombre mujer con vocación de estabilidad abierta a la vida tiene su hueco el día 30".

Asimismo, recalcó que "quien no esté vinculado a movimientos o realidades eclesiales" puede ponerse en contacto con el Foro de la Familia que es "una sociedad civil no confesional que colabora con la defensa de la familia".

La iniciativa, apuntó el presidente, "se ha ido gestando con gran naturalidad", y han sido las familias españolas las que "han pedido esta convocatoria". Diversos movimientos y realidades eclesiales han dirigido al cardenal Rouco Valera la petición de estas familias, según Blanco.

Esta gran celebración será el día 30 de noviembre en la plaza de Colón. Comenzará a las 11.00 horas con canciones y a las 12.00 horas se conectará directamente con el Vaticano desde donde el Papa Benedicto XVI se dirigirá a los presentes. La celebración, que finalizará sobre las 13.00 horas, contará también con declaraciones de asociaciones y cardenales, y acabará con unas palabras del cardenal Rouco Valera.

La organización instalará seis grandes pantallas ( cinco serán de 12 metros cuadrados y otra de 24) en la Castellana y Génova. También contará con megafonía en Colón y por toda la Castellana hasta Alonso Martínez, en una celebración en la que el Foro de la Familia espera entre "uno y dos millones de personas", porque si en España "hay 8,9 millones de matrimonios, cuando se nos convoca es lógico que aparezcamos por millones".

Juan Manuel de Prada, "Blanca Navidad"



La nieve caía legendariamente sobre el asfalto, caía sobre los tejados con un equilibrio casi suicida, caía con levedad de sábana sobre el patio del colegio, convirtiendo el mundo en un largo poema de versos blancos, pero enseguida sonaba el timbre anunciando la hora del recreo, y el patio se llenaba de una multitud confusa de niños que profanaban la nieve con botas katiuskas. La nieve perdía entonces su prestigio de sábana, se iba entremezclando de barro, hasta parecer una mortaja sucia, alegórica de la vejez que nos aguarda. Yo me resistía a participar en aquella algarabía unánime de los otros niños: prefería quedarme en clase, mientras la nieve perdía su color sagrado, o volver a casa por calles poco concurridas, por arrabales deshabitados, pisando de puntillas sobre la nieve que tenía una consistencia de animal invertebrado. Yo tenía la sensación, al pisar aquella nieve, de estar reatando alguna especie en peligro de extinción, quizá mi propia inocencia, quizá la inocencia del mundo. Aquellas nevadas legendarias ya no volverán a repetirse. La Navidad, en cambio, se repite cada año, ahora que se ha muerto la inocencia. Veo llegar la Navidad a través de las ventanas, agazapada y secreta, cayendo con levedad de sábana sobre el mundo, como un infinito poema de versos blancos, y asisto con vaga tristeza al estropicio que los hombres le tenemos preparado, un estropicio concienzudo y torpe, mucho más torpe que el de aquellos niños que calzaban botas katiuskas y se arrojaban bolas de nieve corno piedras inofensivas. Estropeamos el poema de la Navidad con ripios que incluyen caridades efímeras, alegrías que se anuncian por altavoz y sonrisas que asoman entre los dientes corno un aguinaldo de moneda falca. Uno quisiera que la Navidad irrumpiera como un milagro inesperado, como una lotería arbitraria que florece dentro del pecho, pero el calendario y la ferocidad colectiva lo impiden. Uno quisiera, al menos por un año, que la Navidad descendiera legendariamente sobre los cuerpos, lavándonos la piel, penetrando hasta las vísceras, germinando en mitad de la carne. Uno quisiera, al menos por un año, que la Navidad cayera con lentitud de sábana sobre el paisaje que habitamos, uno quisiera impedir la profanación de esa nieve que se posa sobre la geografía arrasada del mundo y lo fecunda de silencio e introspecciones. Uno quisiera sentir el frío intacto de la nieve sobre las manos abiertas, para recuperar la grandeza diminuta de la niñez, pero cuando terminamos de formular este deseo, la nieve ya está llena de barro, el aire ya está lleno de músicas delictivas, la vida ya está llena de miserias y fingimientos y promesas de buena voluntad. Uno quisiera refugiarse en alguna habitación íntima y cerrar los ojos, al final de la fiesta, para sentir ese sustrato de nieves derretidas que llevamos dentro. Uno quisiera cerrar los ojos y escuchar el rumor de la vida que desciende por no sé qué desagües. Uno quisiera volver a abrirlos y encontrar nieve en la calle, nieve inocente y purísima. Pero no volveremos a ver esa nieve hasta después de muertos

Tony Blair abraza el catolicismo tras meses de rumores sobre su conversión


El ex primer ministro británico Tony Blair, actual enviado especial del Cuarteto de Madrid para Oriente Medio, se ha convertido al catolicismo, según ha confirmado su portavoz oficial. Abandonó el anglicanismo y recibió la bienvenida al catolicismo, la misma fe que profesa su esposa, Cherie, del propio primado católico de Inglaterra y Gales, el cardenal Cormac Murphy-O'Connor, en un servicio religioso celebrado en la capilla de la Casa del Arzobispo en Westminster, en el centro de Londres.


Noticia publicada el 22-12-2007
L D (EFE) "Estoy muy contento de dar la bienvenida a Tony Blair dentro de la Iglesia Católica. Durante un largo tiempo ha asistido de forma regular a misa con su familia y en los últimos meses ha estado siguiendo un programa de formación" para prepararse para este momento, señaló en un comunicado el cardenal Murphy-O'Connor. El primado, arzobispo de Westminster, aseguró además que sus plegarias están con Blair, con su esposa y con su familia "en este momento alegre en su camino de fe juntos".

La prensa británica había conjeturado desde hace meses con la posibilidad de que el ex primer ministro, que estuvo al frente del Gobierno de Londres durante más de diez años, cambiara de religión una vez que dejara el poder. Blair, que fue sustituido como primer ministro por Gordon Brown el 27 de junio pasado, fue recibido sólo unos días antes en audiencia por Benedicto XVI entre rumores acerca de su posible conversión al catolicismo.

Según la prensa británica, el ex líder laborista veía en su visita al Vaticano, poco antes de terminar su mandato, una oportunidad perfecta parra hacer ese anuncio histórico, pero fue disuadido por el primado católico de Inglaterra y Gales, que lo acompañó en ese viaje. El cardenal, de acuerdo a una información publicada en noviembre pasado por el dominical The Sunday Telegraph, explicó a Blair que sería poco sensato e inapropiado aprovechar una ocasión de tanta visibilidad internacional para anunciar algo tan privado y le recomendó que esperara hasta dejar el poder.

El deseo de Blair de convertirse a la fe católica ha sido un secreto a voces durante años. Si no ocurrió durante sus diez años en el número 10 de Downing Street fue, según la prensa británica, porque habría resultado polémico ya que, en interpretación de algunos expertos, la Ley de Emancipación (religiosa) de 1829, que dio plenos derechos civiles a los católicos, impide a un miembro de esa religión ser primer ministro. También habría creado un conflicto desde el punto de vista de la Iglesia Anglicana ya que el primer ministro es quien elige a los obispos de esta confesión.

Gran encuentro en defensa de la Familia




Salida el Domingo 30 de diciembre a las 6,00 a.m. desde Guzmán.
Precio del viaje: Adultos: 15 €, niños: 7 €.
Información y reserva en los teléfonos móviles:

628 509 940
680 886 602

En favor de la familia



Domingo 30 de diciembre, 11:00 horas, Plaza de Colón (Madrid)
Benedicto XVI saludará en directo, desde El Vaticano, a miles de fieles llegados a Madrid desde toda España

La festividad de la Sagrada Familia tendrá este año carácter multitudinario, popular y callejero. El domingo 30 de diciembre, a las 11:00 horas, los católicos de toda España están invitados a una original celebración de la familia cristiana en la Plaza de Colón de Madrid. El Santo Padre dirigirá un mensaje en directo desde El Vaticano, emitido a través de videopantallas gigantes. La Archidiócesis de Madrid, en unión con las parroquias, asociaciones, movimientos y nuevas realidades eclesiales, ha cuidado hasta el menor detalle para que la Plaza de Colón sea el próximo 30 de diciembre el lugar de encuentro festivo de las familias españolas. Como en toda fiesta popular que se precie, no faltará la música, que será interpretada en vivo por el grupo sevillano Siempre Así.
Libertad Digital ofrece a sus lectores toda la información útil para acudir a esta gran celebración cristiana.



El Foro de la Familia augura que el acto de Colón será "una gran fiesta"
Cientos de miles de personas abarrotarán el próximo treinta de diciembre a partir de las once de la mañana la plaza de Colón y alrededores para defender "el valor ético y humano de la familia". El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha afirmado que el encuentro está "abierto a todos los que simpatizan con estos valores" y ha augurado que será "un momento histórico de transmisión de vida y solidaridad". En declaraciones a "La Mañana" de la Cadena Cope, ha recordado que el Santo Padre "conectará directamente desde el Vaticano" a partir de las doce de la mañana por lo que se instalarán seis grandes pantallas y decenas de altavoces.
(Libertad Digital) A menos de dos semanas para la gran concentración a favor de la familia, las diócesis y parroquias de toda España comienzan a movilizarse. Tanto es así que, según el presidente del Foro español de la Familia, el número de asistentes al acto del próximo día 30 en la plaza de Colón podría alcanzar "los dos millones". En el éxito de la convocatoria ha destacado el papel de Monseñor Rouco Varela quién ha extendido la invitación "a todos los que defienden la institución familiar".

La concentración conectará a las doce de la mañana con el Vaticano desde donde el Santo Padre mandará un mensaje a todos los asistentes. Será el momento cúspide de una multitudinaria concentración en la que también se podrán escuchar las palabras de algunos de los Obispos más relevantes de la geografía española. El grupo "Siempre así" será uno de los encargados de amenizar la espera.



"Será un momento histórico a favor de la familia" ha asegurado Benigno Blanco en el que se transmitirá "vida y solidaridad". El presidente del Foro de la Familia ha insistido en que es "una concentración nacional, por la que todos los cardenales españoles estarán presentes" y ha emplazado a los ciudadanos a acudir a "una cita tan importante".

A pesar de la fecha, sólo un día antes de fin de año, ya hay grupos de Francia y Portugal que han anunciado que estarán presentes en el acto. De igual manera, se van a preparar zonas de descanso por si hubiera jóvenes o familias que quisieran pasar noche en Madrid.

Los interesados en obtener una mayor información pueden acceder al portal web Por la Familia Cristina.

Decora tu casa para Navidad



¿Ya lo tienes todo a punto? el belén, el árbol, los adornos, etc. ¿Aún no? Aquí te damos algunas ideas para este año. Toma nota.

El simple hecho de decorar es ya por si una tarea muy personal. Pero cuando se trata de la Navidad aún es más complicado. Si te paseas por las calles de la ciudad y entras en los bares y restaurantes o en alguna tienda verás que cada uno decora a su manera. Unos apuestan por la decoración clásica del rojo y verde, otros por el minimalismo. Pero tu casa, es tu hogar, así que lo primero de todo es que pienses que los adornos navideños que utilices dependerán de la personalidad de tu casa.

Primero de todo debes tener claro los colores que vas a usar para decorar. La selección del color debe ir acorde con los muebles, las paredes e incluso las cortinas. Así que si en tu casa predominan los colores tierra u ocres, apuesta por los tonos dorados. Si por el contrario abundan más los blancos o grises, entonces tus colores son el plateado y el azul. Pero si tanta modernidad no va contigo, tranquila recorre a la clásica combinación navideña del rojo y verde.

El elemento más importante de la navidad, que no puede faltar en ninguna casa es el nacimiento. Montar el belén puede ser muy fácil, sólo necesitas poner un poco de imaginación. Busca un rincón bonito y elementos que ayuden a realzar las figuras. Puedes utilizar una tela, una cesta ó una bandeja decorativa como fondo del misterio. Unas velas, una planta natural ó unas ramas secas te servirán para darle un toque más elegante.



El árbol, hay de diferentes medidas, colores, naturales, sintéticos. El más fácil de encontrar es el tradicional abeto verde. Además, por creativa que sea la decoración de tu árbol nunca dejará de parecer Navidad. Pero vigila con los adornos. No peques de cargar demasiado el árbol. Olvídate de mezclar adornos de estilos distintos con guirnaldas de colores dispares. Inclínate por un color y por un tipo de adorno. Recuerda que la sencillez es la clave de la elegancia.

La mesa en estas fechas es un gran centro de reunión social. Para las comidas, las cenas, nuestra mesa también se viste de gala. Te proponemos que sigas con la tendencia de combinar el dorado con el plateado. Y es que este año, los tonos metalizados y muy brillantes también se llevan en nuestro hogar. Por ejemplo: cubre la mesa con un bonito mantel en tonos dorados y los platos y salva platos que sean en color oro o plata. Coloca un bonito centro de mesa con frutos secos, hojas, velas... todo en armonía.

Finalmente la iluminación. En esta época del año tenemos carta blanca para iluminar todo lo que queramos, así que aprovecha. Si has optado por los tonos dorados apuesta por luces cálidas y tenues, mientras que si eres más de plata entonces que las luces sean potentes, que brillen mucho. Además no te olvides que con las velas puedes conseguir una iluminación muy íntima y acogedora.

Ya los sabes, estas son nuestras propuestas, para las Navidades. Decorar depende de ti, así que buena suerte.

El Papa habla del Belén y el árbol de Navidad



Benedicto XVI ha dicho que el Belén y el árbol son símbolos que nos ayudan a recordar el verdadero sentido de la Navidad: recordar que Dios se ha hecho hombre para ayudarnos.

15 de diciembre de 2007

El Papa recibió en el Vaticano a los tiroleses que le han regalado el árbol navideño instalado en la Plaza de San Pedro.

"La Navidad es una fiesta cristiana y sus símbolos -entre ellos especialmente el Belén y el árbol adornado de dones- constituyen referencias importantes al gran misterio de la Encarnación y del Nacimiento de Jesús, que la liturgia del tiempo de Adviento y de la Navidad evocan constantemente".

"Este vetusto abeto –dijo el Papa refiriéndose al árbol-, cortado sin dañar la vida del bosque, adecuadamente adornado, permanecerá junto al Belén hasta el final de las festividades navideñas. Es un significativo símbolo de la Navidad de Cristo, porque con sus hojas siempre verdes recuerda la vida que no muere".



"El árbol y el Belén -continuó- son elementos de aquel clima típico de la Navidad que forma parte del patrimonio espiritual de nuestras comunidades. Es un clima impregnado de religiosidad y de intimidad familiar, que debemos conservar también en la sociedades actuales, donde a veces parecen prevalecer la carrera al consumo y la búsqueda de bienes materiales".

Símbolos de Navidad




Los Ángeles:
son seres inteligentes, capaces de sentir, pero de una especie diferente; existen en una frecuencia vibratoria levemente más fina que aquella con la que nuestros sentidos físicos están afinados. Esto significa que no podemos percibirlos comúnmente, con los ojos o los oídos, pero ellos pueden percibirnos a nosotros. Ellos tienen la asignación de cuidar.




Los Colores: - Verde: es el protagonista de la época, ya que significa esperanza.
- Azul, plateado y blanco: transmiten tranquilidad y a la vez alegría.
- Rojo: es el color de la vida, de las emociones, las pasiones y el amor.

Mes de Diciembre:
Significa alegría, música, risas, regalos y el prospecto de otro fin de año, que abre la puerta a un pleno de magníficas posibilidades.



Tarjetas:
Los christmas, o tarjetas navideñas, pueden tener un cierto parecido con las felicitaciones romanas muy anteriores al cristianismo. La primera utilización masiva de tarjetas postal fue motivada por circunstancias que no tienen nada que ver con la Navidad. Fueron inventadas en Inglaterra por Sir Henry Cole, quien en 1843 mandó a reproducir en una imprenta una escena navideña que fue pintada y dibujada por un amigo, tras un encargo suyo. Luego, escribió en las tarjetas unos breves deseos de felicidad y, después de firmarlas, las envió a sus familiares y amigos. Comercialmente hablando, la primera tarjeta de Navidad fue diseñada por J.C. Horsley y su venta fue un éxito total, ya que las mil elaboradas se vendieron por completo en Londres. En 1849, el artista inglés William Egley produjo una tarjeta más popular y económica.




Los villancicos:
Los cantos que se entonan en la Navidad tienen su origen en la Edad Media y se mantienen en recuerdo de los profetas que anunciaban el nacimiento de Jesús. Las más antiguas canciones datan del siglo IV, tiempo en que la música medieval cristiana siguió la tradición gregoriana. En la Italia Renacentista surgieron canciones que se acercaron mucho a lo que hoy conocemos como villancicos. El más famoso de todos, "Noche de Paz", fue escrito por el sacerdote Joseph Mohr y compuesto por el organista Franz Gruber en 1818.



Reyes Magos:
Son sacerdotes magos pertenecientes a la religión de Zoroastro, profeta de la antigua Persia. Sus nombres son Melchor, Gaspar y Baltasar, aunque San Mateo, en su Evangelio, no lo especifica. Su historia comenzó a escribirse en el siglo III en el "Opus Imperfectum in Mattheum", aunque no se describe la fisonomía tal y como aparecen en la iconografía actual. Lo que se dice son sus edades, comprendidas entre los veinte y los sesenta años, y su raza blanca, negra y amarilla. Lo único que se sabe es que fueron guiados por una estrella que los condujo hasta el pesebre en Belén.




Santo Pesebre:
Lugar en donde la Virgen María dio a luz al Niño Dios. Aunque no se ha podido confirmar, parece ser que bajo el pontificado de Teodoro I, en el siglo VII, se trasladó a esta capilla la reliquia del Santo Pesebre. Allí continuó hasta que en tiempos de Pío IX, se la trasladó a la cripta del altar mayor.
El pesebre de urna de cristal y plata, se encuentra sostenido por cuatro ángeles entrelazados por guirnaldas, en donde descansa la figura desnuda del niño en acción de bendecir.



Papá Noel:
Viejecito bonachón de barbas blancas que festeja la noche de Navidad con regalos depositados en los zapatos. El personaje principal de esta leyenda es San Nicolás, obispo de Mira, quien alivió, hace muchísimas navidades, las necesidades de una familia, depositando su fortuna en los zapatos que se encontraban al lado de la chimenea. Los emigrantes holandeses que llegaron a los Estados Unidos hicieron famoso a Santerklaus que, por su dificultad fonética, comenzó a llamarse Santa Claus.



Árbol navideño:
Alemania parecería ser el lugar en el que se originó esta costumbre que data de la primera mitad del siglo VIII, tiempo en el que el misionero británico San Bonifacio derribó un roble mientras predicaba un sermón, para demostrar a unas personas que este árbol no era sagrado ni inviolable. Al caer el árbol los arbustos que estaban alrededor también cayeron, salvándose únicamente un pequeño abeto. San Bonifacio interpretó este suceso como un milagro por lo que decidió llamarlo el " árbol del Niño Dios" y, los años siguientes, los cristianos celebraron la Navidad plantando abetos. A partir del siglo XVI, en Alemania se decoraron los abetos para la celebración religiosa. Su significado en estas fiestas es la alegría simbólica representada en objetos de colores que hacen hincapié a los regalos que las personas están por recibir.



La Estrella:
Fue el fenómeno astrológico y astronómico que llevó a los Magos a través
del desierto. Se han hecho conjeturas sobre una triple conjunción de los planetas Júpiter y Saturno a su paso por Piscis que se habría producido en el año 7 a.C., año que se cree que fue el verdadero nacimiento de Jesús.



Corona de Adviento:
Proviene de una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor en esa época de frío. Los primeros misioneros aprovecharon esto para evangelizar.



Misa de Gallo:
Es la misa que se celebra el 24 de diciembre como término de la vigilia de Navidad. Esta celebración solía caer "ad galli cantus" (al canto del gallo), de donde se originó este nombre, que no tiene nada que ver con la costumbre, en algunos países, de comer esta ave al horno en la cena de Nochebuena.



Los Regalos:
No se conoce su origen a ciencia cierta porque hay distintas raíces: San Nicolás como el benefactor anónimo, los Reyes Magos que le llevaron presentes a Jesús y la costumbre romana de dar regalos de buena suerte a los niños durante la Saturnalia. El día de dar regalos varía según el país y sus costumbres, pero las más destacadas son el 6 de diciembre en memoria de San Nicolás, el 24 de diciembre en vísperas de Navidad, el 25 de diciembre por el nacimiento de Jesús, el 1 de enero por año nuevo y el 6 de enero por la visita de los Reyes Magos.



El Pavo y la Cena:
El pavo llegó a Europa procedente de México en el siglo XVI, gracias a Hernán Cortés luego de que los aztecas se lo dieron a probar. Tiempo después, los jesuitas lo introdujeron en Europa al llevarlo a sus colegios y celebrar la Nochebuena con esta carne especial. La carne de cualquier clase era el plato más importante de la comida de Navidad, basándose en las palabras que Jesús pronunciara en la Ultima Cena: "Esta es mi carne". Puerco, jamón, ganso, pavo, pescado o una combinación de todas ellas era lo principal de la cena, acompañado de una innumerable variedad de tortas y pasteles de muy complicada preparación y solo horneadas para esta fecha.

La conferencia resultó muy interesante


Los padres tenemos que implicarnos en la educación de nuestros hijos y entender la trascendencia de todas nuestras decisiones.



Algunas fotos del evento






Carta de una madre a su hijo adicto a internet


Querido hijo:A la vista está que desde que comenzaste tus estudios de Informática tu nivel de comunicabilidad con el resto de tu familia ha ido en receso, al igual que tu capacidad para mantener un mínimo orden en tu mesa de trabajo y resto de tu habitación. Es por ello que he decidido tomar cartas en el asunto y ponértelo de manifiesto en los mismos términos que empleas a diario para dirigirte a nosotros, tu familia:Viendo que tu sistema operativo no te permite mantener optimizado tu entorno de trabajo ni tus unidades de almacenamiento, he creído conveniente desfragmentar el espacio libre y poner orden en tu sistema de archivos.Así pues, he liberado cantidad de espacio en tus unidades de alta capacidad (estanterías) y en las unidades extraíbles (cajones).He habilitado junto a tu acceso telefónico, un espacio reservado a tus documentos, en el cual se encuentra tu libreta de direcciones y tu portapapeles, y he dejado espacio suficiente para que tengas acceso directo a tus herramientas de escritura y dibujo.También he vaciado la papelera y restaurado la configuración visual de tus paredes, eliminando esos wallpapers tan pasados de moda.Al escanear el resto del entorno, encontré algunas particiones ocultas, tales como el espacio entre el colchón y el somier.Te recomiendo que guardes el software de “anatomía visual” en carpetas poco accesibles a tus hermanos, que aún son menores de edad, si no quieres sufrir la censura de la B.S.A. o en su defecto, de tus padres.La ropa sucia la he procesado con un programa largo y comprimido en tus unidades extraíbles.Te recomiendo que actualices más a menudo tu ropa interior, o de lo contrario habrá que pasarles periódicamente un Antivirus.Como sé que encontrarás cierta dificultad a la hora de adaptarte a este nuevo orden, he sobrescrito la tabla de contenidos de tus unidades para que te resulte más sencillo encontrar lo que busques.Claro que puedes encontrar algún bug; es la primera vez que hago de administrador de sistemas. Si detectas alguno, comunícamelo y desarrollaré un patch.Por último, he minimizado el desorden general de tu armario, he maximizado tu área de estudio y he puesto en funcionamiento un bucle condicionado que limitará tus recursos en caso de que no mantengas optimizado tu entorno.Espero que todos estos cambios mejoren tu rendimiento y no sea preciso hacer overclocking en tus horas de estudio, ni limitarte el ancho de banda en tus comunicaciones.Firmado: Tu madreP.D. Tu familia echa de menos una conversación normal.

Decálogo para formar un delincuente


El Decálogo del artículo del Juez viene de un informe confeccionado por la Dirección General de Policía de Seattle (Washington), con una irónica serie de "consejos" para los padres que quieran hacer de sus hijos unos delincuentes. Pretende, de este modo, llamar la atención de los padres sobre su enorme responsabilidad y sobre la tremenda influencia que con sus malos ejemplos y una errónea formación pueden ejercer sobre sus hijos. El informe de la policía de Seattle, dirigido a los padres, termina diciendo: "Y cuando su hijo sea ya un desastre, proclame que nunca pudisteis hacer nada por él"

1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.

2. No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.

4. No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.

5. Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demas.

6. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.

7. Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.

8. Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.

9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.

10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

Retiro Diciembre 07


Temas del retiro para reflexionar

1. FILIACIÓN DIVINA Y PRESENCIA DE DIOS


Todos los hombres son hijos de Dios. Pero un hijo puede reaccionar, frente a su padre, de muchas maneras. Hay que esforzarse por ser hijos que procuran darse cuenta de que el Señor, al querernos como hijos, ha hecho que vivamos en su casa, en medio de este mundo, que seamos de su familia, que lo suyo sea nuestro y lo nuestro suyo, que tengamos esa familiaridad y confianza con El que nos hace pedir, como el niño pequeño, ¡la luna!.

La filiación divina así sentida lleva a conducirse de acuerdo con ella: fomenta la confianza en la providencia divina, la sencillez en el trato con Dios, un profundo sentido de la dignidad de todo ser humano y de la fraternidad entre los hombres, un verdadero amor cristiano al mundo y a las realidades creadas por Dios, la serenidad y el optimismo.

Descansad en la filiación divina. Dios es un Padre lleno de ternura, de infinito amor. Llámale Padre muchas veces al día, y dile -a solas, en tu corazón- que le quieres, que le adoras: que sientes el orgullo y la fuerza de ser hijo suyo. Supone un auténtico programa de vida interior, que hay que canalizar a través de tus relaciones de piedad con Dios -pocas, pero constantes, insisto-, que te permitirán adquirir los sentimientos y las maneras de un buen hijo.

Para vivir como hijos de Dios y sostener el empeño por santificar las ocupaciones ordinarias, los cristianos necesitan «la frecuencia de Sacramentos, la meditación, el examen de conciencia, la lectura espiritual, el trato asiduo con la Virgen Santísima y con los Angeles custodios...». Además, para identificarse con Jesucristo, buscan la penitencia que les lleva a ofrecer sacrificios y mortificaciones, especialmente aquellas que facilitan el cumplimiento fiel del deber y hacen la vida más agradable a los demás, así como la renuncia a pequeñas satisfacciones, el ayuno y la limosna. «Fomenta tu espíritu de mortificación en los detalles de caridad, con afán de hacer amable a todos el camino de santidad en medio del mundo: una sonrisa puede ser, a veces, la mejor muestra del espíritu de penitencia.www.parroquiasanjosemaria.org/sanjosemaria/hijos_de_Dios.htm

2. VIDA ORDINARIA



La tienda del cielo


Con motivo de la Navidad fui de compras buscando cuales serían los regalos que necesitaba adquirir para mis seres queridos. Buscaba algo diferente este año.
Un regalo que al recibirlo les causara alegría, satisfacción y que pudieran utilizar por toda su vida. Finalmente, después de varios días de estar buscando vi un letrero que decía "La tienda del cielo", me fui acercando y la puerta se fue abriendo. Cuando me di cuenta ya estaba adentro.
Me recibió un Angel dándome una canasta y me dijo "compra con cuidado", todo lo que un cristiano necesita, estaba en aquella tienda.
Y agregó el Angel: "lo que no puedas llevar ahora, lo podrás llevar después". Primero compré paciencia, también el amor, estaba en la última estantería, más abajo estaba el gozo, para estar siempre alegre.
Compre dos cajas de paz para mantenerme tranquilo y dos bolsas repletas de fe para los retos de próximo año. Recordé que necesitaba mostrar benignidad, bondad y mansedumbre con mis semejantes; así mismo, no podía olvidarme la templanza necesaria para controlar mi temperamento en todo momento de modo que compre una de cada una.
Llegué por fin a la salida y le pregunté al Angel: "¿Cuánto le debo?". Él me sonrió y me respondió: "Hijo Mío, ¡JESÚS pagó tu deuda hace mucho tiempo!"
Hijo, tu eres la tienda y puedes abrirla todos los días, el Angel soy Yo, el Espíritu Divino que mora dentro de ti, y los regalos son el fruto del Espíritu. Antes que despiertes de tu sueño quiero compartirte el verdadero sentido de la Navidad.
Escucha con cuidado. Estos regalos son especiales para esta ocasión, pero si los abres durante todo el año, te producirán gran gozo a tí y a los que se los compartas.
Más importante aún. Te has dado cuenta que tu hijo (a) hace más caso de lo que le enseñas con el ejemplo de que lo que le dices que haga. Bueno, si tu empiezas abrir estos regalos durante todo el año, él (ella) te va empezar a imitar y así sus hijos y los hijos de sus hijos. Cuando despiertes, ¡comparte este sueño con todas las personas que puedas!.
www.aciprensa.com/navidad/tienda.htm

3. ESPERANZA


Benedicto XVI sintetiza su encíclica: Dios es la esperanza del mundo
En el Ángelus del primer domingo de Adviento





CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 2 diciembre 2007 (ZENIT.org).- En el tradicional encuentro con los fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa comentó el sentido del Adviento, el período litúrgico de preparación para la Navidad, que comenzaba la Iglesia en ese día, «el tiempo propicio para despertar en nuestros corazones la espera de “Aquel que es, que era y que va a venir”».
Como confesó el mismo obispo de Roma, era «un día sumamente indicado para ofrecer a toda la Iglesia y a todos los hombres de buena voluntad mi segunda encíclica, que he querido dedicar precisamente al tema de la esperanza cristiana».
Benedicto XVI mostró cómo en el Nuevo Testamento «la palabra “esperanza” está íntimamente unida a la palabra “fe”. Es un don que cambia la vida de quien lo recibe, como demuestra la experiencia de muchos santos y santas».
«¿En qué consiste esta esperanza tan grande y tan «confiable» que nos permite decir que en ella está nuestra “salvación”?», se preguntó el Papa.
«Consiste en el conocimiento de Dios, en el descubrimiento de su corazón de Padre bueno y misericordioso», respondió.
Jesús, aclaró, «con su muerte en la cruz y con su resurrección, nos ha revelado su rostro, el rostro de un Dios tan grande en el amor que nos ha dado una esperanza inquebrantable, que ni siquiera la muerte puede resquebrajar, pues la vida de quien confía en este Padre se abre a la perspectiva de la felicidad eterna».
El pontífice, al igual que en su encíclica, mostró cómo «el desarrollo de la ciencia moderna ha confinado cada vez más la fe y la esperanza a la esfera privada e individual de manera que aparece de forma evidente y en ocasiones dramática, que el hombre y el mundo tienen necesidad de Dios --¡del verdadero Dios!--, pues de lo contrario quedarían privados de esperanza».
«La ciencia sin duda contribuye al bien de la humanidad, pero no es capaz de redimirla. El hombre es redimido por el amor, que hace que la vida personal y social se convierta en buena y hermosa», subrayó.
«Por este motivo la gran esperanza, la que es plena y definitiva, está garantizada por Dios, que en Jesús nos ha visitado y nos ha donado la vida, y en Él volverá al final de los tiempos», señaló. «Es en Cristo que esperamos, ¡es Él a quien esperamos!».
El Santo Padre concluyó invitando a vivir esta esperanza en Adviento con «obras de caridad, pues la esperanza, como la fe, se demuestra con el amor».