MATRIMONIO Y FAMILIA III


LA IDENTIDAD DEL MATRIMONIO

1.- LA REALIDAD NATURAL DEL MATRIMONIO
• Que el matrimonio es una institución natural quiere decir que forma parte de lo que el hombre tiene recibido por su propio ser: que no nace de la inventiva humana, sino de la naturaleza humana.

• Al ser una realidad previa a cualquier cultura necesita de la sociedad civil el reconocimiento público adecuado y la necesaria protección jurídica.

2.- EL PACTO CONYUGAL, CAUSA EFICIENTE DEL MATRIMONIO
• El consentimiento matrimonial es el acto de la voluntad, por el cual el varón y la mujer se entregan y aceptan mutuamente en alianza irrevocable para constituir el matrimonio.(Código de Derecho canónico)
Para ser eficaz y dar lugar a un matrimonio válido, el consentimiento debe reunir ciertas condiciones:
- Los sujetos deben tener la capacidad mínima para tomar una decisión tan importante como casarse.
- El acto de consentimiento debe ser consciente, verdadero y prestado libremente.
- El consentimiento debe ser exteriorizado ante el ministro que actúa como testigo y dos testigos comunes.

3.- YA NO SON DOS, SINO UNA SOLA CARNE
Definición de matrimonio
La alianza por la que un varón y una mujer, en virtud de su consentimiento, quedan vinculados perpetua y exclusivamente en orden a los fines propios de su complementariedad sexual y, por ello, se hacen copartícipes de un destino común y están llamados a establecer una comunidad fiel y fecunda de vida y amor.
a) La esencia del matrimonio “Ya no son dos, sino una sola carne”

b) Una unidad en la naturaleza
Por el pacto conyugal, los cónyuges se dan y aceptan mutuamente como esposos, de manera que cada uno, en todo lo conyugal ya no se pertenece, sino que forma parte del ser del otro y se debe a él.

4. UNIDAD E INDISOLUBILIDAD, PROPIEDADES ESENCIALES DEL MATRIMONIO

a) Sentido de la esencialidad de las propiedades
- Sin ellas no existe matrimonio.
- Están al alcance de la recta razón.
- Forman parte de la verdad sobre el matrimonio trasmitida por la Sagrada Escritura y la Tradición.

b) La unidad del vínculo conyugal
- Un varón con una mujer: monogamia

c) La indisolubilidad del vínculo conyugal
• La indisolubilidad significa que, por propia naturaleza de la unión matrimonial, los cónyuges quedan vinculados mientras ambos vivan.
• Se trata de una consecuencia de la entrega: no sería total si no se entregara también el futuro.
• El bien de los hijos exige la plena fidelidad.


LOS FINES DEL MATRIMONIO



1. LOS FINES Y LA ESENCIA DEL MATRIMONIO
El bien de los cónyuges y la generación y educación de los hijos
• El matrimonio es como es por razón de sus fines: pertenecen a la esencia del matrimonio, son propios del matrimonio para realizar el bien que corresponde como unión personal de varón y mujer.
• Los fines son del matrimonio: de los cónyuges en cuanto son matrimonio

2. TRES ACLARACIONES SOBRE LOS FINES DEL MATRIMONIO
a) Coordinación y jerarquía de los fines
Prioridad natural de la ordenación a la prole, ya que ese es el fin que determina lo específico del amor entre varón y mujer en la unión matrimonial.
b) Inseparabilidad de los fines.
Cada fin incluye al otro, lo exige y contribuye a realizarlo. No se trata de dos piezas aisladas sino de una única realidad.
c) La ordenación natural a los fines y su obtención efectiva
Para contraer matrimonio válidamente no se requiere la obtención efectiva de los fines, sino que los contrayentes no los excluyan positivamente, con un acto de voluntad, al prestar el consentimiento.

3. EL AMOR Y EL MATRIMONIO
• ¿Qué tiene que ver el amor con el matrimonio?
• El matrimonio nace del amor, se expresa en el amor, desarrolla el amor.
• El amor no es algo pasivo, es obra de la voluntad libre, por eso al madurar busca transformarse en deber, como manera humana de obligarse a durar para siempre
b) El compromiso de amar y su realización
• El amor debe ser el motor de los actos y conductas de los esposos en los acontecimientos cotidianos.
• Por debilidad ese amor puede fallar, pero se puede restaurar.
• La voluntad libre puede que querer ejecutar obras de amor.


LA SACRAMENTALIDAD DEL MATRIMONIO CRISTIANO



1. LA DIMENSIÓN SAGRADA DEL MATRIMONIO Y SU ELEVACIÓN A LA DIGNIDAD SACRAMENTAL
a)Sacralidad natural de la persona y de la unión conyugal
La persona humana es sagrada por ser imagen y semejanza del creador en su unidad de cuerpo y alma espiritual y por el destino eterno al que Dios la llama.

b) La significación natural del matrimonio y su elevación sobrenatural
• El matrimonio forma parte del plan de Dios desde el principio.
• Jesucristo elevó el mismo matrimonio original a la dignidad de sacramento, es decir, de signo eficaz de la gracia.

2. EL MATRIMONIO CRISTIANO, SACRAMENTO DE LA NUEVA ALIANZA
a) La realidad elevada a sacramento es el matrimonio mismo, es la comunidad de vida y amor conyugal fundada por el creador.

b) La base de la sacramentalidad del matrimonio es el bautismo de los contrayentes

c) La dignidad sacramental afecta a toda la realidad del matrimonio
En cuanto es “signo permanente” de la unión de Cristo con su Iglesia, acompaña a los cónyuges a lo largo de toda su existencia.

d) La significación sacramental del matrimonio
Cristo sale al encuentro de los esposos cristianos y permanece con ellos como garantía de su amor conyugal y de la eficacia de ese mismo amor para hacer presente entre los hombres el amor redentor de Cristo.

e) Efectos del sacramento
El efecto propio e inmediato del sacramento del matrimonio no es la gracia sobrenatural, sino el vinculo conyugal cristiano que es como el título permanente por el que los cónyuges se hacen acreedores a la gracia propia del sacramento, que los fortalece y los capacita para vivir su matrimonio como vocación y camino de santidad

3. ALGUNAS CONSECUENCIAS DE LA SACRAMENTALIDAD DEL MATRIMONIO
a)Peculiaridad del matrimonio como sacramento
Es el único que no se refiere a una actividad específicamente orientada a conseguir fines directamente sobrenaturales.

b) La inseparabilidad del matrimonio y sacramento entre bautizados
“La alianza matrimonial fue elevada por Cristo a la dignidad de sacramento entre bautizados; por tanto, entre bautizados, no puede haber contrato matrimonial válido que no sea por eso mismo sacramento.
La concepción católica del matrimonio se apoya sobre el principio de que solo el consentimiento hace el matrimonio.


LA FECUNDIDAD, BIEN DEL MATRIMONIO



1.- LA APERTURA A LA VIDA, RASGO DE IDENTIDAD DEL MATRIMONIO
La fecundidad es un don, un fin del matrimonio, pues el amor conyugal tiende naturalmente a ser fecundo.
El niño no viene de fuera a añadirse al amor mutuo de los esposos; brota del corazón mismo de ese don mutuo del que es fruto y cumplimiento
.
2.- LA FECUNDIDAD CONYUGAL EN EL DESIGNIO DE DIOS

a)El origen de la persona humana y su singular dignidad
 El génesis nos revela que Dios quiso compartir algo de si mismo con el hombre y la mujer.
 Por ser persona, es la única criatura capaz de conocerse, de poseerse y en consecuencia de darse libremente estableciendo una comunión con otras personas.
 Se trata de la única criatura a la que Dios ha amado por sí misma, la única que ha sido llamada a participar en la vida divina.

• En el matrimonio Dios une a los esposos de manera que formando “una sola carne”, puedan transmitir la vida humana: “Sed fecundos y multiplicaos y llenad la tierra”.

• Al transmitir a sus descendientes la vida humana, el hombre y la mujer como esposos y padres cooperan de una manera única en la obra del Creador.

b) La misión conyugal de transmitir la vida

Cada alma es creada directamente por Dios. Sin embargo , no se ha reservado en exclusiva el poder de crear nuevos seres humanos, sino que lo ejerce a través del amor conyugal entre varón y mujer mediante su cooperación libre y responsable en la transmisión del don de la vida.

• Cada vez que se engendra una vida humana, comienza a existir un nuevo ser que es, a la vez, material y espiritual, formado a imagen y semejanza de sus padres y de Dios.
• Por esta razón no hablamos de “reproducción” sino de “procreación” de un nuevo ser humano.

c) La genealogía de la persona en el misterio de la procreación
El modo en que los seres humanos vienen a la vida es un misterio que supera a la biología.
Solo la revelación de dios a la luz de la fe, permite descubrir ese algo más que hace valorar el sentido pleno de la generación humana como acontecimiento humano a también religioso en cuanto que Dios mismo se hace presente.

3.- LA MENTALIDAD ANTINATALISTA Y EL MISTERIO DE LA PROCREACIÓN

• La comprensión del don de la vida
El corazón bien dispuesto se inclina a acogerlo, como lo demuestran millones de personas de todas las culturas y religiones.
Por el desorden introducido por el pecado también se refleja en ciertas culturas un eclipse del valor de la vida
• Se ha extendido una mentalidad de “miedo a la vida” por la difusión de la cultura hedonista, consumista que crean incertidumbre y angustia hacia el futuro.
• Se ha empezado por manipular datos demográficos de crecimiento de la población, cuando las verdaderas razones son las políticas económicas de los países ricos que quieren acallar sus conciencias sobre el hambre en el mundo, haciendo que nazca menos gente, en lugar de favorecer la justa distribución de las riquezas y la eliminación de la explotación de países pobres.

No hay comentarios: