Consenso e individualidad



Era un par de Ranas que cayeron a un profundo pozo y pese a todos su esfuerzos por saltar no lograban salir para ponerse a salvo.

Sus compañeras afligidas desde lo alto del pozo al ver que era muy difícil que se salvaran, le gritaban "Quédense quietas, no se esfuercen, mueran tranquilas"

Una de ellas ya no resistió e hizo caso, hasta morir.

La otra siguió intentándolo hasta que llego un momento en que dio un gran salto y casi cuando desfallecía pudo llegar a la orilla.

Luego sus compañeras le preguntaron porque no se quedó tranquila como la otra compañera, tal como se lo sugirieron, y la rana contestó "Es que estoy algo sorda y pensé que me estaban animando a salir del pozo".

Moraleja :




El poder de la fuerza que pueden darnos los demás es muy importante, puede llevarnos a realizar extraordinarias proezas, o a destruirnos si no se nos orienta correctamente.

El consenso no siempre es lo mejor, hay opiniones que pueden orientarnos en un sentido errado; es importante mantener cierta individualidad, pero sobretodo expresar con firmeza nuestro punto de vista.

No hay comentarios: