Aprende a vivir con entusiasmo


Si piensas que estás viviendo tu vida a medias y has decidido vivirla con más intensidad, pon en práctica alguno de estos consejos:

- Valora lo que tienes. Es necesario valorar lo que tenemos, desde las cosas más triviales hasta las más imprescindibles, es la mejor manera de hacer especial lo nuestro y sentirnos alegres y felices por lo que tenemos.

- Huye de los pensamientos negativos que te hagan caer en la desgana de vivir y que te hagan pensar que tu vida es un sinsentido que carece de interés o de importancia. Piensa siempre en positivo sacando lo mejor de cada situación.

- Disfruta con lo que haces: tu trabajo, estudio, la casa. Debes buscar la parte que más te gusta de tus obligaciones y disfrutarla al máximo intentando compensarla con la que te guste menos para que tus obligaciones no te resulten tan fastidiosas. Piensa que tus obligaciones son parte de tu vida, realízalas con entusiasmo.

- Aprende a motivarte. Motivarse significa disfrutar de lo que uno hace, independientemente de las circunstancias externas, y de encontrar la satisfacción personal con los propios actos. Las personas con un alto nivel de motivación viven su vida con entusiasmo, saben encontrar motivos para estar alegres y para disfrutar plenamente de su vida.

- Actúa con ilusión. Si piensas que tu vida es monótona y crees que carece de interés, intenta introducir algunos cambios y novedades que te hagan vivir el día a día con más ilusión. Plantéate un objetivo concreto que pueda hacer que tu vida mejore y haz todo lo posible por conseguirlo.

Dª. Trinidad Aparicio Pérez
Psicóloga clínica. Psicóloga escolar

No hay comentarios: