Arzobispo de Valladolid: La Cruz no hiere a nadie, solo es signo de amor y paz



El Arzobispo de Valladolid, Mons. Braulio Rodríguez, señaló que "en una cultura como la cristiana, el crucifijo no va a herir a nadie" ya que la Cruz es un signo de "amor y paz", al referirse a la sentencia de un tribunal de esta ciudad que obliga a retirar el crucifijo de una escuela.

En declaraciones a Radio Vaticano recogidas por Europa Press, el Prelado precisó que con esta sentencia que vulnera la libertad religiosa y es signo de un laicismo cada vez más radical, "cualquier símbolo religioso podría ser suprimido y retirado de cualquier sitio" y puso como ejemplo la ciudad de Brujas, en Bélgica, "donde hay esquinas, calles y cruces con pequeñas imágenes de la Virgen, de Cristo y la gente no religiosa, no cristiana, no se queja de ello".

Para el Arzobispo, a este paso podría llegar incluso un tiempo en el que los fieles tengan que pedir permiso incluso para decir que creen en Dios y en Jesucristo. "Yo quiero poder seguir mostrando los símbolos religiosos, porque me parece que también esto forma parte de la libertad religiosa que todos queremos", concluyó.

No hay comentarios: