Tres Avemarías


El rezo de las tres “avemarías” antes de dormir es una tradición muy cristiana. Nuestras madres y abuelas nos enseñaron a rezarlas de pequeñitos. Conozco a muchos adultos que lo siguen haciendo noche tras noche. A medida que nos hacemos mayores podemos pensar que eso es una infantilada y las abandonamos. Escucha un caso sucedido en un hospital.

Cuentan que una niña estaba a punto de ser operada. Uno de los médicos le dice:

Cierra los ojos, que vas a dormir un rato.
La niña contesta que ella no duerme nunca de día.

El médico la repetía lo mismo para que la niña no viera la aguja con que la iban a pinchar. Ella volvió a decir que sólo dormía de noche y que no quería cerrar los ojos.

Sin embargo, hoy tienes que dormir para curarte, dijo el doctor.
Bueno, dijo ella al fin. Yo antes de dormir siempre rezo las tres avemarías, ¿puedo?

Y con toda sencillez la niña juntó las manos y empezó su oración. Al terminar se tendió en la mesa de operaciones y cerró los ojos.

Uno de los cirujanos, después de ver aquello, se sintió conmovido, y en cuanto pudo se retiró a su despacho. Allí se arrodilló y empezó a rezar. Llevaba muchos años sin rezar y alejado de Dios.. Salió de allí decidido a encontrarse de nuevo con Dios, y a recuperar lo mejor de su vida.

1 comentario:

Las Tres Avemarias dijo...

Paz y Bien

Las Tres Avemarias son un enorme Regalo de la Madre de Dios son muchos los testimonios tambien podeis ver mi testimonio de como me encontre con esta devocion en http://lastresavemarias.blogspot.com/

Ademas las promesas que ha hecho la Madre de Dios para quienes practiquen esta devocion a diario son exelentes hojala muchas personas retomen esta practica que el Espiritu Santo los anime y nuestra Madre la Madre de Dios nos Guie hacia Puerto Seguro.

bendiciones