¿Amigos desleales?


Pregunta: Trabajo en Recursos humanos. Un amigo me contrató para que trabajara temporalmente en la empresa en la que es subgerente ya que el clima laboral se ha deteriorado a partir de que se descubrió un faltante de dinero y surgieron la paranoia y las acusaciones. Al poco tiempo, por casualidad, descubrí que el autor del robo era, precisamente, mi amigo. Hablé con él y lo confesó, pero considera que no es asunto mío, pues no fui contratado para encontrar al culpable. ¿Debería denunciarlo?

Respuesta: Tu decisión deberá tomar en cuenta la amistad con quien te contrató, la honestidad con la empresa, la justicia social y la lealtad hacia tu gremio. Analicemos cada aspecto: 1) Tu amigo te hizo un favor recomendándote. Eso no te obliga a encubrirlo, pero delatar a un amigo siempre es difícil. 2) Al aceptar trabajar para una empresa, ellos cuentan con tu profesionalismo y ética. No te contrataron para buscar al culpable ni para revisar los vidrios, pero si ves un vidrio roto avisas para que nadie se vaya a cortar. Si sabes que alguien roba y que otros pueden ser acusados, tu conducta no debe responder a tus funciones, sino a tu integridad moral. 3) Como ciudadanos, la sociedad espera de nosotros que denunciemos los crímenes en cualquier ámbito. 4) Al ocultar la información y encubrir al autor del robo, estás dando una imagen negativa de tu gremio –las personas que se dedican a desarrollar los recursos humanos- y contribuyes a que se desconfíe de ellos. Lo que hace difícil la decisión es que no queremos causar sufrimiento a nuestros amigos. Sin embargo, me parece que él se lo buscó, y por lo visto no está dispuesto a devolver el dinero ni le preocupa que acusen a otro en su lugar. No creo que merezca la lealtad de sus amigos.

Esther Charabati
http://www.filosofiacotidiana.com

No hay comentarios: