Pasos para ser protagonista de tu vida


¿Cuáles son los pasos para ser un protagonista exitoso en la vida y ser feliz?
Desde luego, no participar activamente de la vida, dejar que todo ocurra por accidente o por casualidad, no conduce a la realización personal ni a la satisfacción. En este caso, no hay dominio de la vida, del destino o del futuro. Las personas quedan a disposición de las circunstancias.

Los seres dotados hemos sido dotados de inteligencia, de consciencia (darnos cuenta) y, según muchos creen, poseemos espíritu. O somos seres espirituales con cuerpo físico.

Como sea, estamos preparados y hechos para el cambio y para la acción. La participación consciente en el mundo es lo que nos hará crecer como personas, sentirnos realizados y ser felices.

Para comenzar se necesita ser auto consciente. Observarse a sí mismo un buen tiempo. Descubrir cuáles son nuestros pensamientos y emociones dominantes, nuestras virtudes y defectos, fortalezas y debilidades, logros y carencias. Observar nuestras motivaciones e intereses. Contemplar nuestra manera de reaccionar ante distintas situaciones, en lo físico, afectivo y mental.

El segundo paso es asumir los defectos de la personalidad. Aceptar nuestras carencias y fallas. No hemos nacido con ellas, sino que las hemos ido adquiriendo durante la vida. Por lo tanto, no son esenciales, no son propias de nuestra condición humana. Es posible aceptarlas y, al mismo tiempo, anhelar la perfección de sí mismo. Debe surgir una fuerte motivación para superarse y para hacerse merecedor a un futuro exitoso y feliz.

Entonces se está preparado para el tercer paso. Buscar y encontrar los medios, instrumentos y herramientas para trabajar sobre nuestra personalidad, para aumentar nuestras fortalezas y para disminuir nuestras debilidades.

El último paso es fundamental. Comprometerse a trabajar sobre sí todos los días, en forma permanente, constante y perseverante. Implica una observación diaria de sí Buscar una mejora constante en nosotros mismos. Mejorar nuestro cuerpo físico, nuestra afectividad, nuestras acritudes mentales. Mejorar la relación que tenemos con los demás, mejorar los procedimientos en nuestros estudios y trabajos, etc. Siempre es posible encontrar un modo mejor de hacer las cosas, siempre podemos estar mejor aún. Descubriremos un rico potencial que existe en nosotros, esperando ser despertado.

Nos convertimos así en un hombre o mujer nuevos, felices y realizados. La vida se torna entretenida y llena de desafíos y aventuras. Dejamos de ser simples espectadores de la vida para pasar a ser protagonistas de ella.

Sergio Valdivia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

bravo! soy una mujer joven que estudia trabaja y vive sola... y devo ser onesta, la vida pasa y yo soy solo un espectador. Una vez era una mujer mas vital, ahora estoy cansada y estresada y aveces me vienen ganas de dejar todo y escapar, sin darme quenta de quanto e logrado y de todo lo que he pasado para llegar hasta aqui.
Este post me ha illuminado. muy bonito, ahora tengo que ponerme a trabajar en mi misma e encontrarme otra vez.
Grazie!