Formulas de cortesía. Expresiones más utilizadas.


Las fórmulas de cortesía son pequeñas frases hechas utilizadas muy a menudo en nuestra vida diaria. Aunque son muy variadas y algunas muy localistas o influenciadas por costumbres locales, se indican a continuación las más utilizadas y comunes que todos solemos utilizar a diario en nuestra vida tanto laboral, como social o familiar. Las mismas pueden ir acompañadas en algunos casos por gestos como una sonrisa, una leve inclinación de cabeza, un saludo con la palma de la mano, etc.

Las dos fórmulas más utilizadas y que siempre deberíamos tener en la boca son: Por favor y gracias. La primera suele ser utilizada siempre con afirmaciones ( ¿ Quiere una taza de café ? Si, por favor), y la segunda suele ser utilizada mayoritariamente con negaciones ( ¿ Desea tomar algo ? No, gracias). Pero como se dice en Inglés, todo se pide por favor y todo se contesta con gracias o muchas gracias. Son dos expresiones que debe utilizar y enseñar a utilizar a sus hijos desde pequeños.

Muy utilizadas también son las palabras: perdón y disculpe. Ante un tropiezo, por ejemplo, lo habitual es decir, perdón. Y si preguntamos algo, solemos utilizar la palabra disculpe, por ejemplo: ¿disculpe, este paraguas es suyo? La utilización de estas frases nos indica un grado de buena educación y cortesía en nuestro interlocutor. Siempre que entremos a un sitio no debemos olvidar dar los "Buenos días" tardes o noches, y también siempre que nos crucemos a alguien en un sitio cerrado: escalera, hall, pasillos, ascensor, etc.

Tambien hay algunas fórmulas utilizadas cuando nos presentan a una persona. La fórmula más utilizada es "encantado" o "es un placer", pero hay muchas otras ("tanto gusto", etc). La respuesta suele ser " ¿ Cómo está usted ?", o una cuestión similar, pero nunca entrando en una cuestión demasiado personal. Existen otras muchas fórmulas muy específicas ( entierros , bodas, etc) y no tan genéricas.

1 comentario:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola,

Muy bueno recordar la cortesía y poner nuevamente en practica esas formulas, que ya están casi en el olvido.

En mis épocas de escuela existía un asignatura llamada "Urbanidad", que nos enseñaba a comportarnos adecuadamente.

Abrazos.