Empieza bien el año

Este año nuevo puedes hacer algo diferente. En lugar de engañarse, piensa en estas dificultades y usa sus soluciones como una herramienta para mantenerse enfocado hacia la meta.

Sonríe más
La risa reduce la ansiedad y la tensión. Intenta ponerle felicidad a tu vida, toma las cosas con sentido del humor, tampoco se trata de estar carcajeando por todo, pero si el estrés te agobia para por 5 minutos tómate un café y por qué no charla con un compañero que te haga reír.

No a los pensamientos negativos
Si tu cerebro recibe todo el tiempo frases como “No puedo”, “No me va resultar”, “Todo sale mal”, actuará de esa misma forma y esto se reflejará en tu vida laboral, así que empieza por ser más positivo verás como todo te resulta mejor.

No todo se puede hacer el día de hoy
Aunque haya cosas que no se pueden dejar para mañana, no todo tienes que hacerlo el día de hoy, no seas una persona maniática del trabajo si ya te sientes demasiado cansado mejor vete a descasar y en la mañana llega un poco antes.

Escribe tus pendientes
Acostumbrados a la tecnología, a las agendas digitales, a tu organizador personal… Pues, toma este consejo, escribe una lista de tus pendientes, cuando anotas lo recuerdas mejor, una pequeña lista con tus deberes del día te ayudará a no olvidarlos.

No hay comentarios: