Ideas y frases para pensar


1.“Cada vez estoy más persuadido: la felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra.”
2.“No se sale adelante celebrando éxitos sino superando fracasos”
3.“No te lamentes porque las rosas tienen espinas. ¡¡festeja que las espinas tienen rosas!”
4.“Las alegrías ayudan a vivir.. las tristezas a crecer.”
5.“Cada decisión primero hay que pensarla con la inteligencia, sentirla con el corazón y mantenerla con la voluntad, hasta el fin!!”
6.“El dolor entra en los planes de Dios. Es la realidad, aunque nos cueste entenderla. Nadie es feliz, en la tierra, hasta que se decide a no serlo. Así discurre el camino: dolor, ¡en cristiano!, Cruz; Voluntad de Dios, Amor; felicidad aquí y, después, eternamente.”

¿Rezar cambia las cosas?


¿Dicen que rezar cambia las cosas, pero es REALMENTE cierto que cambia algo?

¿Rezar cambia tu situación presente o tus circunstancias? No, no siempre, pero cambia el modo en el que ves esos acontecimientos.

¿Rezar cambia tu futuro económico ? No, no siempre, pero cambia el modo en que buscar atender tus necesidades diarias.

¿Rezar cambia corazones o el cuerpo dolorido? No, no siempre, pero cambia tu energía interior.

¿Rezar cambia tu querer y tus deseos? No, no siempre, pero cambiará tu querer por el querer de Dios.

¿Rezar cambia cómo el mundo? No, no siempre, pero cambiará los ojos con los que ves el mundo.

¿Rezar cambia tus culpas del pasado? No, no siempre, pero cambiará tu esperanza en el futuro.

¿Rezar cambia a la gente a tu alrededor? No, no siempre, pero te cambiará a ti, pues el problema no está siempre en otros.

¿Rezar cambia tu vida de un modo que no puedes explicar? Ah, sí, siempre. Y esto te cambiará totalmente.

Entonces, ¿rezar REALMENTE cambia ALGO? Sí, REALMENTE cambia TODO.

Teressa Vowell

Once claves para ser feliz



Para alcanzar un equilibrio emocional hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Desconfíe de los manuales para ser feliz. No existe una fórmula mágica para conseguirlo. Si fuera tan sencillo, todos seríamos felices.

2. Para ser feliz no hay que estar permanentemente buscando la felicidad. Cuando nos empeñamos mucho en lograr algo, generalmente no sale bien. Un exceso de interés es bueno durante un tiempo, pero al final el rendimiento baja porque no se puede mantener de forma permanente.

3. La psicología positiva está muy orientada hacia una psicología del éxito, pero lo que ha de promover esta disciplina es la realización de la persona.

4. No busque la felicidad en sí misma. La vida impone unas tareas en cada etapa de nuestra vida que, por añadidura, le conducirán paso a paso hacia un estado de realización y, por ende, a la felicidad.

5. A la hora de tomar decisiones, una vez sopesados todos los motivos de forma equilibrada, lo mejor es seguir nuestra intuición y nuestro propio criterio. Así, en caso de equivocarnos, por lo menos lo habremos hecho a gusto.

6. No dejarse influir por las estadísticas ni sentirnos parte de ellas. Cada persona y cada colectivo tiene unas características diferentes que no se pueden hacer extensivas al resto.

7. Trabajar y pensar con perspectiva. Quizás le damos importancia a cosas que pensamos que nos dan la felicidad pero que, a unos meses vista, ya no tendrán tanta importancia o ésta será relativa.

8. Ser flexibles a la hora de establecer los objetivos que pensamos que van a contribuir a hacernos felices. Todo cambia y debemos adaptarnos al entorno y a las nuevas circunstancias.

9. Ser travieso y sentirse libre para cambiar de actividad. Observar, explorar y crear nos hará ser personas más alegres y, por lo tanto, sentirnos felices.

10. Ser cordiales y amables tanto en el ámbito familiar como en el social. Las personas que tratan con cariño y aprecio a sus amigos y familiares son mucho más felices. No por tener relaciones profundas éstas son igualmente afectivas.

11. La vida feliz se asienta en muchos ámbitos: familia, trabajo, relaciones, etcétera. Hay que compensar unos con otros y "no poner todos los huevos en el mismo cesto". Además no debemos olvidar la necesidad de "vivir en paz interior".

¡Es mi vida!... Está en tus manos!



La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha puesto en marcha una campaña de comunicación en favor del derecho a la vida de los que van a nacer, con motivo de la Jornada por la Vida que se celebrará el próximo 25 de marzo. La campaña, que este año lleva por lema: “¡Es mi vida!... Está en tus manos”, tiene como objetivos principales seguir dando voz a los que van a nacer para defender su derecho a la vida y ofrecer apoyo real a las mujeres gestantes que se encuentran en dificultades.

Desde el 15 al 30 de marzo, se podrán ver los anuncios en 1.300 vallas publicitarias de 37 ciudades españolas. Además, ya se han comenzado a distribuir en las diócesis un total de 6 millones de dípticos informativos y se han enviado 30.000 carteles a las parroquias y centros católicos de todo el país.

En continuidad con la campaña realizada el año pasado “¿Y yo?...¡Protege mi vida!”, los carteles muestran la vida humana en sus primeros estadios. De este modo, se subraya la presencia en el vientre materno de un nuevo ser humano cuyo derecho a la vida debe ser reconocido y tutelado. Un bebé, en esta ocasión sostenido sobre las manos entrelazadas del padre y de la madre, vuelve a tomar la palabra y exclama: “¡Es mi vida!... Está en tus manos”.

La nueva ley del aborto, como han señalado los obispos, además de un serio retroceso en la protección legal de la vida de los que van a nacer, supone “un mayor abandono de las madres gestantes”. Por eso, la Campaña ofrece un sitio web (www.conferenciaepiscopal.es/apoyoalavida) donde se puede encontrar abundante información sobre instituciones de ayuda para acoger las nuevas vidas humanas.

Y sin embargo soy sacerdote y estoy orgulloso de mis colegas


De un tiempo a esta parte, algún lector de la prensa podría sacar la impresión de que en los sacerdotes están concentrados los sujetos más viciosos de la humanidad: rara es la semana en la que no se airea algún escándalo protagonizado por un clérigo.


Vaya por delante que no pretendo justificar a los sacerdotes que cometen un acto gravemente reprobable. Condeno cualquier acto inmoral cometido por cualquier persona, sea sacerdote o no. Si además el acto es constitutivo de delito, apruebo que la justicia intervenga con toda la fuerza de la ley, sin mirar si el culpable es sacerdote o no.


Sin embargo, pienso que cualquier sacerdote debería estar orgulloso de la valía humana de sus hermanos en el sacerdocio y de su entrega a los demás y su amor a Dios y al prójimo.


Ya ha habido muchos que han mencionado que los casos de corrupción sexual o económica entre los sacerdotes se dan en una auténtica minoría y que los medios de comunicación hacen un cubrimiento desproporcionado de estos casos. Como ha recordado Mons. Lombardi, portavoz de la Santa Sede, “los datos recientemente proporcionados por las autoridades en Austria dicen que en un mismo periodo de tiempo los casos comprobados en instituciones relacionadas con la Iglesia son 17, mientras que ha habido otros 510 en otros ambientes. Es bueno preocuparse también de estos”.


Estoy de acuerdo con esas ideas. Sin embargo, como sacerdote esta argumentación no me resulta suficiente. No se trata solo de que entre los sacerdotes la incidencia delictiva es menor que en otros sectores. El hecho es que entre los sacerdotes se encuentran seguramente los ciudadanos más ejemplares en cualquier país.


Empeñaron su vida

En una búsqueda sencilla en Santopedia.org se puede comprobar que en el siglo XX ha habido, hasta el momento, 1010 santos y beatos; de ellos, 362 son sacerdotes, 39 obispos y 2 papas, San Pío X y el Beato Juan XXIII. Esto es, el 40 por ciento de los santos son sacerdotes, lo que da una proporción elevadísima. El lector me disculpará si en este recuento considero todo el siglo XX, pero un proceso de beatificación suele durar varios decenios –muchos duran siglos– mientras que un proceso penal suele durar un año o dos. Por otro lado, al hablar de los delitos de los sacerdotes se están sacando hechos inmorales que sucedieron a veces hace 40 años.


¿Qué sector de la sociedad en el siglo XX puede ofrecer un elenco de ciudadanos tan entregado al servicio de los demás como el clero? Algunos dieron su vida por el prójimo como San Maximiliano Kolbe, o recogieron ancianos y pobres desamparados como San Luis Orione, denunciaron las atrocidades del régimen nazi y dieron su vida por ello como el Beato Jacobo Gapp, o las del régimen stalinista como el Beato Vicente Eugenio Bossilkov o el genocidio turco con los armenios como el Beato Ignacio Maloyan. San Carlos de Foucauld vivió entre los tuaregs haciéndose uno entre ellos, San Ezequiel Moreno fue misionero en Filipinas.


Por la gracia de Dios

¿Quiere inspirarse en un activista sindicalista? El jesuita chileno San Alberto Hurtado puede ser su modelo. ¿Conoce a alguien que se haya enfrentado a las tropas soviéticas? El Beato ucraniano Andrés Iscak lo hizo y dio su vida por ello. ¿Y alguien que se haya enfrentado a las tropas nazis? Los Beatos polacos Francisco Stryjas y Francisco Rogaczewski lo hicieron; uno acabó fusilado y el otro murió en Dachau. ¿Ha defendido Ud. a alguna chica de quienes pretendían violarla? San Luis Versiglia y San Calixto Caravario defendieron a tres chicas en China y encontraron la muerte por ello. ¿Considera impenetrable la cultura china? San José Freinademetz, de origen tirolés, se hizo chino entre los chinos para dar a conocer a Cristo. ¿Le gustaría pertenecer a la nobleza? El beato Marcelo Spínola, arzobispo de Sevilla, era hijo de un marqués y se dedicó tanto al servicio de los pobres que le llamaban el arzobispo mendigo. Son solo unos pocos ejemplos, pero se podrían multiplicar por mucho y eso sin salir del siglo XX. ¿Hay algún sector profesional tan entregado al servicio a los demás como el de los sacerdotes?


Soy sacerdote y estoy orgulloso de serlo, no solo porque he meditado muchas veces en la dignidad que tenemos por la gracia de Dios, sino también porque me emociona pensar en los ejemplos de mis hermanos sacerdotes. San Josemaría Escrivá de Balaguer –otro sacerdote santo reciente– predicó que la santidad no es un privilegio exclusivo de sacerdotes y religiosos y yo me hago eco de sus enseñanzas, pero es innegable que entre los sacerdotes es fácil encontrar ejemplos heroicos de servicio a la sociedad.

Pedro María Reyes Vizcaíno
http://www.fluvium.org

Tener conversación




"Había otras causas de esa soledad –escribe Dorothy Parker– que se remontaban muy atrás, a cuando eran novios. Ella trató de recordar de qué hablaban antes de casarse, cuando estaban prometidos, y le pareció que nunca habían tenido gran cosa que decirse. Pero, antes, eso no le preocupaba, e incluso experimentaba la satisfacción de que su noviazgo iba bien, pues siempre había oído decir que el verdadero amor no se expresa con palabras. Además, en aquel entonces, los besos y tonteos les tenían siempre ocupados. Pero resultó que el verdadero matrimonio parecía ser igualmente silencioso, y al cabo de siete años de vida en común no es posible confiar en los besos y en todo lo demás para llenar los días y las noches."

Antonio Vázquez ha escrito que el matrimonio es, entre otras cosas, cincuenta años de conversación. Que es preciso cultivar el deseo de conocer y conocerse, de intercambiar impresiones, de comunicarse. Por eso, quienes desde el noviazgo centran sus aspiraciones en el atractivo físico o en el sexo, y construyen sobre eso una relación sin mucho más cimiento, bien pronto se encuentran con el aburrimiento y la soledad.

En absoluto quiero con todo esto proponer un rechazo puritano al cuerpo, sino simplemente poner la atención en la necesidad de cultivarse, de tener conversación, de formarse opinión sobre las cosas, de tener áreas de interés amplias, de ganar en profundidad interior. Quien no cultiva esa profundidad interior, acaba siendo una persona superficial, frívola, reducida a los primeros estratos de la vida, y que pasa por ella como si estuviera en una apresurada visita. Se convierten poco a poco en gente ficticia, con pocas ilusiones de cierto fuste, guiados casi siempre por los comportamientos de su entorno, encuadrados dócilmente en las costumbres de moda.

Una pronta reacción

Es llamativo comprobar cómo el espíritu de algunos hombres y mujeres envejece prematuramente por esa superficialidad y, en cambio, otros permanecen jóvenes y animosos hasta el final de sus días. Por eso debemos hacer lo posible para que no se detenga un día el reloj de nuestra vida y para que, si alguna vez vemos que se detiene, sepamos ponerlo de nuevo en marcha cuanto antes. Todos tenemos dentro muchos recursos aún sin usar, talento que no hemos aprovechado, fuerzas que nunca hemos puesto a prueba. Por eso, por muy ocupados o cansados que estemos, no podemos dejar de avanzar, de aprender y de ser receptivos a las ideas de otros.

Para tener conversación hay que aprender a escuchar. Y a veces no lo hacemos porque estamos demasiado ocupados recordando algo que tiene que ver con lo que nos cuentan, y lo estamos preparando para soltarlo en cuanto haya una pausa. Y quizá son conversaciones animadas, en las que unos a otros se quitan la palabra, pero en las que apenas se escucha.

Tener qué decir

La conversación hay que buscarla. No podemos quedarnos ahí, esperando a que llegue. Hay que buscarla con inteligencia. Y para ello, quizá lo primero es no querer presumir de inteligente, no tener la petulancia de querer demostrarlo a cada momento, sino mostrarnos abiertos y receptivos, de modo que ampliemos cada día nuestro abanico de intereses.

No podemos conformarnos con esas conversaciones excesivamente convencionales cuyo principal protagonista es el tópico. No podemos ser de esas personas que, cuando se encuentran contigo, cruzan dos o tres frases de compromiso, pero enseguida tienen que despedirse, pretextando un pequeño quehacer, porque, en realidad, tienen tan poca conversación que casi nada les interesa, se aburren, y no saben qué decir.

Las buenas conversaciones dejan siempre poso y, cuando la conversación ha pasado, vienen de nuevo a la memoria las ideas, los argumentos expuestos por unos y otros, y por uno mismo, y se nos ocurren nuevas ideas, y nace la ilusión de continuar esa conversación, ese encuentro.

http://www.fluvium.org

Abstinencia y precepto para el día de San José



Viene bien esta nota aclaratoria que aparece en la página del obispado de Castellón, y que sirve para cualquier cristiano.

"Ante la pregunta de muchos fieles sobre si hay obligación de guardar abstinencia el día de San José, esposo de la Virgen María, el próximo día 19 de marzo, al coincidir este año en viernes de cuaresma, aclaramos que no existe dicha obligación por tratarse de una Solemnidad litúrgica de la Iglesia católica latina.

En efecto, el canon 1251 del Código de Derecho Canónico dice claramente que "todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal".

Así mismo recordamos que la Solemnidad de San José es fiesta de precepto por lo que existe obligación de participar en la Eucaristía. Al ser también fiesta laboral en la Comunidad Valenciana, en las iglesias de la diócesis se tendrá el horario de Misas de los Domingos, salvo cambios concretos.

Igualmente recordamos que en este día celebraremos el Día del Seminario. Es una Jornada especial de oración por las vocaciones al sacerdocio, en la que se realiza la Colecta a favor de nuestros seminarios.

Castellón de la Plana, 13 de marzo de 2010"
http://www.obsegorbecastellon.es/

El Obispo de Sigüenza-Guadalajara, Mons. José Sánchez, ha afirmado que el aborto es "un atentado contra la vida, la vida humana" y, por tanto, "una injusticia", que "nunca puede ser calificado como un derecho". En su opinión, "no hay derecho sin justicia, aunque se establezca como legal por una ley injusta".

De esta forma se pronunció en la carta en la que comunica a sus diocesanos la celebración de la Jornada por la Vida el próximo 25 de marzo en la que, según avanzó, se reivindicarán los derechos de todo ser humano "desde el momento en el que es concebido", así como la obligación de los padres de "respetarlos y defenderlos".

"Porque somos discípulos de este Maestro, que ama la vida humana, que nos entrega la suya, que la valora en los más humildes, humillados, indefensos e injustamente tratados, defendemos la vida humana en todas sus fases, sobre todo en los seres humanos más inocentes e indefensos, como son el concebido aún no nacido, el enfermo, el anciano, el que padece hambre o sed, orfandad o desamparo, destierro o violencia de cualquier género", explica.

Así, tras señalar que no está entre las pretensiones de la Iglesia "invadir el terreno de los legisladores, jueces o gobernantes", señaló que la institución sí tiene "el derecho y el deber de defender los derechos de los más débiles". "Gritamos contra leyes o conductas que atropellan derechos fundamentales, en este caso el derecho de la vida y el derecho a la vida", agregó.

"La campaña promovida por nuestra Iglesia en España, con motivo de la Jornada por la vida, pretende, sobre todo, prestar su voz a los sin voz, en este caso a los niños concebidos y a las madres en dificultad, ofreciendo el servicio de numerosas personas, organizaciones e instituciones dispuestas a acoger la vida y a las personas: a la madre y al hijo", señaló.

Para finalizar, advierte de la "regresión que supone elevar por ley a la categoría de derecho la eliminación de seres humanos inocentes e indefensos", mientras que felicita "a quienes acogen a la madre en dificultad y le posibilitan y facilitan su derecho a ser madre, para que nunca pueda sentirse en la tentación de eliminar la vida de un hijo como única salida a su angustiosa situación".

http://www.aciprensa.com

Un gran poder transformador


«Una vez más, Michel, como impelido por todas sus fuerzas anímicas, se traslada en su imaginación al lado de la mujer amada y estima la deuda que tiene contraída con ella.

»Evelyne le ha moldeado de nuevo, lo ha reformado, ha hecho de él otro hombre. Recuerda lo que era antes de conocerla y lo que ahora es, sólo porque ella ha tenido fe en él, porque le juzgó, en el fondo, más perfecto y mejor de lo que era en realidad.
»Ahora lo ve claro. Lo que ella vio en él es el hombre que ha querido ser. Y puede decirle: “Mi corazón es lo que tú has querido que fuera. Este hombre que ves es el resultado de tu obra”.

»En cierto modo somos siempre lo que la mujer que amamos quiere que seamos. La misión de la mujer es la de volver a crear al hombre. Alcanzar la verdad a través del amor es el más bello y hermoso destino que puede darse en este mundo.»

Estas reflexiones extraídas de “Cuerpos y almas”, una de las mejores novelas de Maxence van der Meersch, muestran un pequeño destello de hasta qué punto el amor puede transformar a las personas. Un amor entendido como hacer feliz al otro y no cómo un egoísta hacerse feliz a uno mismo. Un amor quizá no entendido por otros y que se abre camino en medio de incomprensiones y frialdades. Un amor percibido no como un buen partido sino como una entrega completa a otra persona que, tal vez, los demás piensan que no lo merece.

Esa apuesta de Michel había sido duramente juzgada por su padre, que durante años menospreció su decisión, hasta que, finalmente, abatido por la terquedad de los errores de toda su vida, comprendió lo que hasta entonces había estado velado a sus ojos: «Lo inexplicable es esto —concluía el anciano doctor hablando a su hijo—, que uno quiera perderse por otro y que perdiendo salga uno ganando. ¡El amor! ¡Todo el misterio de la existencia! Que uno se avenga a perder y perdiendo gane. Lo único que tal vez me haga creer un día... En el fondo, quizá hayas escogido el mejor camino...».

La vida adquiere sentido en la medida en que se entrega, en la medida en que se hace un don y un servicio a los demás. Quien acude al matrimonio buscando en el otro una persona que le quiera y le comprenda y le cuide, en vez de acudir buscando querer, comprender y cuidar a la otra persona, comete un grave error. La persona que hace de la necesidad de ser querida la clave principal de su vida, pero apenas quiere a los otros, resultará siempre una personalidad inmadura y dependiente de ese afecto que tanto ansía.

En cambio, cuando una persona se siente querida, incluso sin apenas merecerlo, es fácil que acoja ese afecto como un don inmerecido ante el que debe corresponder con agradecimiento. Y la forma más lógica de agradecer y corresponder al cariño es queriendo. Y cuando se quiere a las personas, no sólo cambia el modo en que las vemos, sino que hace cambiar también a la persona que quiere.

Las personas son transformadas por el amor que reciben, y así, con ese amor recibido sin esperar nada a cambio, las vidas se acrisolan con el entretejerse de otras vidas humanas y mejoran casi sin darse cuenta. Sin la experiencia de haber sido querido, es difícil querer. Por eso, centrar la vida en los demás —y no como un trueque o contraprestación de sentimientos sino como un darse sin más—, crea una dinámica positiva que transforma por completo cualquier colectivo humano. La experiencia de ser y de sentirse querido perfecciona y agranda la generosidad del querer.

http://www.interrogantes.net

Píldora del día siguiente es abortiva porque impide implantación



La Comisión Episcopal de Familia, Infancia y Vida de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), presidida por Mons. José Antonio Eguren, ante la resolución del Ministro de Salud Oscar Ugarte en la que ordena la distribución de la píldora del día siguiente; explica en un comunicado que este fármaco sí tiene efectos abortivos; y advierte además la manipulación de los términos que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el texto se recuerda que la OMS "incluye el aborto a demanda dentro de las políticas de salud que promueve a nivel internacional, siendo uno de los principales puntos de su agenda que este crimen sea despenalizado, legalizado y elevado a condición de derecho en todos los países, especialmente los del llamado Tercer Mundo".

Seguidamente señala que "para la OMS, el embarazo se inician con la implantación del embrión en el endometrio del útero materno y no con fusión de los gametos (concepción), con lo cual se desentiende de los 5 a 7 días que el bebé vive en el cuerpo de la madre antes de implantarse".

"La OMS define aborto como ‘interrupción del embarazo’. Por lo tanto, cualquier hecho que elimine al embrión antes de la implantación, como sería el caso de uno de los mecanismos de la PDS, no es –según su definición ‘técnica’– un aborto, ya que no se estaría interrumpiendo un embarazo. Así, para la OMS, la Píldora del Día Siguiente no es ni será nunca abortiva".

El texto de la Comisión Episcopal de Familia, Infancia y Vida de la CEP destaca también que "ningún investigador científico hasta ahora ha demostrado que la PDS no tenga efectos abortivos (condición para permitir su uso en nuestra Nación), y además concuerdan en afirmar que no se puede concluir en base a todos los estudios científicos realizados en humanos y en animales hasta la fecha que la PDS nunca actúe con mecanismos abortivos".

Tras estas consideraciones, la nota informativa alerta que "se está sometiendo al Perú y sus ciudadanos, en especial a la mujer peruana, al dictado de la política de una organización con intereses ajenos a los de nuestro País, atentando así contra nuestra soberanía".

"En una abierta falta de respeto al Tribunal Constitucional en particular y al sistema jurídico democrático en general, se insiste tercamente en desacatar el fallo del Tribunal Constitucional poniendo así en riesgo la vida de peruanos y peruanas inocentes", prosigue.

Finalmente el texto afirma que con esta decisión del Ministro de Salud, Oscar Ugarte, "se insiste en engañar a la ciudadanía que debería recibir de la máxima autoridad del sector salud información transparente, veraz y objetiva. Y más aún, se atenta contra nuestro ordenamiento constitucional, sentando así un muy peligroso precedente para nuestra Nación".

http://www.aciprensa.com

¿Qué significa convertirse?


Convertirse es mirar en otra dirección, más allá, más lejos, más profundo.
Convierte mi mirada, Señor: para que sepa ver el amor escondido;
para que descubra las heridas de quienes me rodean, y quiera curarlas;
para que vea más problemas reales y menos figurados;
para que perciba las lágrimas ajenas;
para que mire al mundo como es y lo ame y me deje amar,
y encuentre un día que soy parte de algo grande.
Transforma mi mirada, Señor,
para que intuya las posibilidades de paz,
de concordia, de justicia, de amor.
Convierte mi mirada, Señor.

Jesuitas de Castilla

10 alimentos para la circulación



¿Existe una forma natural de favorecer el retorno venoso y recuperar unas piernas ligeras y sin molestias? Todo es posible si acudimos al botiquín más grande y económico del mundo: nuestra despensa. Además, repasa nuestras recetas.

• Salmón (poco hecho). Si al cocinarlo dejas que conserve en el centro un tono rosa intenso conseguirás que una mayor cantidad de omega 3, un ácido graso indispensable para la buena circulación sanguínea.

• Pimiento rojo. Gracias a su intenso color es rico en betacarotenos y vitamina C, ambos antioxidantes, a lo que se añade su cuota de flavonoides. Los dos nutrientes refuerzan los capilares.

• Uvas (y sus pepitas). En el interior de las uvas más jugosas se esconde un crujiente secreto repleto de antioxidantes: las pepitas. Sus moléculas antienvejecimiento refuerzan las paredes de los vasos sanguíneos.

• Frutos del bosque. Grosellas, arándanos, moras, frambuesas... Estas delicias silvestres poseen una gran cantidad de vitamina P (también conocida como flavonoides), un nutriente capaz de proteger y reforzar hasta los más pequeños capilares. Además, tonifican el corazón.

• Centella asiática. Empleada desde hace siglos por la medicina ayurvédica, una infusión de esta planta mejora la circulación sanguínea y combate la celulitis.

• Tisana especial. Haz tú misma la mezcla de las siguientes plantas medicinales: pon a partes iguales vid roja, ginkgo biloba, hamamelis, grosella y ortosifón. La vid roja y el hamamelis protegen los capilares; la grosella lucha contra la insuficiencia venosa y el ortosifón drena. Juntos constituyen el cóctel perfecto para nuestro sistema circulatorio.

• Ajo crudo. Si tu estómago (y tu paladar) te lo permiten, la forma más sana de consumir ajo es tal cual, crudo. Así se aprovechan todas sus propiedades: disminuye la tensión arterial, mejora la circulación sanguínea...

• Lentejas. Como el resto de las legumbres, son buenas para casi todo. Las lentejas constituyen una buena reserva de zinc y selenio, dos minerales imprescindibles para la formación del colágeno.

• Mermelada de naranja. O de cualquier cítrico, en realidad, porque todos ellos poseen citroflavonoides, un tipo de antioxidante que se ha revelado como un excelente aliado para tonificar las venas.

• Nueces de Brasil. También llamadas coquitos, son una fuente de selenio, el mineral del colágeno, y de vitamina E, que refuerza las venas y arterias.

http://www.hoymujer.com

Día 8 de marzo

QUE DEFINE A UN LIDER



El autor en su artículo también nos presente los cinco componentes de la inteligencia emocional que se ven reflejadas en un liderazgo efectivo, estos son: autoconciencia, esta es la habilidad que tiene una persona para identificar su DOFA (debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas) con claridad, entender sus emociones y estados de ánimo, y entender la forma en que estos afectan a los demás miembros del equipo de trabajo; una persona autoconsciente se caracteriza por saber planear su tiempo y su trabajo, tener sus metas claras y trabajar a la par con sus habilidades reconociendo cuando necesitan ayuda; las formas más frecuentes en las que esa habilidad se manifiesta son el sentido delo humor que tienen al reconocer sus propios errores, tienen un alto grado de confianza en sí mismos y realizan autoevaluaciones honestas y realistas. Autocontrol, esta habilidad se refiere a la capacidad que tiene una persona para controlar sus impulsos y emociones y canalizarlos de una forma útil para la empresa; el autocontrol es muy importante porque este hace que persona sea más razonable, crea un ambiente de confianza y equidad lo que se traduce en un aumento de la productividad, vuelve a la persona más abierta y dispuesta a afrontar cambios sin tantos prejuicios; esta habilidad se puede reconocer en una persona por que esta tiende a ser reflexiva, está conforme con la ambigüedad y abierta al cambio y es capaz de controlar sus impulsos y sentimientos. Motivación al logro, es la cualidad que tienen casi todos los lideres de alcanzar y sobreponerse por encima a los objetivos planteados, no por alguna recompensa como un asenso o un aumento de salario sino por el simple hecho de cumplir y superar las expectativas que le implantan en su cargo; estas personas son apasionadas con su trabajo, les gusta estar en constante aprendizaje y retroalimentación, se sienten satisfechos con el trabajo bien hecho.

Daniel Goleman

No rotundo al ocaso de una civilización


No voy a adentrarme en el campo de la ciencia ficción aunque algún lector después de leer las siguientes líneas pudiese caer en la tentación de así pensarlo, sino en un supuesto que empieza ya a convertirse en frecuente en nuestra sociedad actual.

Hombre adulto con hijos matrimoniales y una nueva relación sentimental llega a una notaría para testar y para poner su material reproductivo (vulgarmente conocido por semen antes de aprobarse la Ley de reproducción asistida del 2006) a disposición de su nueva pareja (la mencionada ley obliga a que ello se realice en escritura pública). Al cabo de un tiempo el mencionado personaje fallece (para el supuesto que nos incumbe es irrelevante la causa de la muerte). Primer problema que se nos plantea: ¿puede adjudicarse la herencia? Respuesta en principio negativa, ya que no sabemos todavía si su compañera sentimental va a utilizar el semen dado que goza de un plazo máximo de doce meses desde el fallecimiento de su pareja para hacerlo. Segundo: si ya lo ha utilizado y está embarazada cabe la posibilidad que los hijos matrimoniales le ofrezcan una «módica» suma de dinero para que aborte libremente (nada más y nada menos que hasta la vigésima segunda semana). Con ello, dado que las inseminaciones artificiales dan lugar a altas probabilidades de embarazos múltiples se evitaría que los herederos legitimarios aumentasen y no procedería que la herencia se repartiese entre un mayor número de hijos.

A estas alturas sigo preguntándome como dejando aparte creencias e ideologías, tarea por lo demás harto complicada, casi ningún jurista o político contrario al aborto plantee las consecuencias jurídico-prácticas que conlleva la aprobación del aborto libre. ¿Por qué casi nadie proclama clara y abiertamente que el «ser» concebido en el seno materno o en un tubo de ensayo disfruta en el momento de nacer de los mismos derechos jurídicos y económicos que los hijos vivos? ¿Por qué nadie se atreve a proclamar que la «interrupción» de aquella vida pueda beneficiar económicamente (¡y de qué forma!) a terceras personas?

Estas breves reflexiones microeconómicas me conducen a su vez a detenerme en las nefastas consecuencias macroeconómicas que el aborto plantea a toda la sociedad.

En mi intervención en el Congreso de los Diputados intenté demostrar -sin éxito a la vista de la posterior aprobación de la Ley del aborto libre (llamemos a las cosas por su nombre)- del perjuicio que una ley de este tipo podía provocar en la economía de un país.

En efecto si nos adentramos en el terreno de la macroeconomía constataremos que el aborto constituye por un lado, un instrumento destinado a terminar con el estado del bienestar y por otro un arma de explotación del Primer sobre el Tercer mundo. No deja de sorprenderme cómo los grupos calificados como más progresistas en la liberalización del aborto son a su vez los que más defienden la economía del bienestar, que, no olvidemos, es una invención del capitalismo postkeynesiano y que tiene como condición sine qua non, como instrumento imprescindible para subsistir, el incremento positivo de la población. ¡Qué desgracia sería que a la larga el aborto terminase con los logros sociales que tanto esfuerzo nos han costado alcanzar!

El aborto no debe verse como un tema individual sino social, ya que a nivel mundial es un acto de imperialismo brutal de los países ricos sobre los pobres, por el fenómeno de la inmigración y de la mano de obra barata.

Muy lejos ha quedado la famosa sentencia de Malthus según la cual «en el banquete de la vida no hay cubiertos para todos los comensales», o la de Tertuliano, que ya en el siglo II se quejaba de que el mundo no podía soportar vivir con más carga demográfica. Hoy técnicamente se puede afirmar que

-El Primer Mundo puede dar de comer a más de quince mil millones de personas (tres veces la población mundial actual). Sin ir más lejos el Harvard Center Population ha llegado a afirmar que las capacidades tecnológicas actuales, bien aplicadas, permitirían alimentar a 40.000 millones de personas en todo el planeta.

-La población mundial no cubre ni el 1% de la tierra firme del planeta.

«Los países pobres lo son por su exceso de natalidad», es otra de las afirmaciones falsas que no deja de repetirse, dado que cualquier posibilidad de salir de la miseria para el Tercer Mundo lo será gracias a la abundante mano de obra barata, con lo que el mayor crecimiento de la natalidad podría hacer cambiar el eje del poder del mundo. Recordemos que en 1974, en plena era Kissinger, se desclasificaron documentos en los que se afirmaba que el crecimiento demográfico de los países menos desarrollados ponía en peligro la economía y la seguridad de USA.

El mundo «rico» anhela mantener su status y su ritmo de vida sin perder, además, su hegemonía política. Por ello necesita detener con urgencia el aumento de la población de los países en vías de desarrollo, y para ello, trata de convencerles de que su pobreza se debe al exceso de natalidad, mientras restringe las cuotas de inmigración y fortifica su proteccionismo.

¿Por qué no se abren las cuotas de inmigración o se disminuyen las barreras arancelarias en lugar de destinar cantidades ingentes de dinero a prácticas abortistas?

¿Por qué se condiciona la concesión de créditos a los países pobres a sus tasas de natalidad?

Desgraciadamente, cada vez más economistas estamos convencidos que las economías opulentas sólo saben eliminar la pobreza eliminando a los pobres. Pensemos que ya desde la Edad Media las guerras eran el instrumento «necesario» para dar de comer a la población más hambrienta y de paso suprimirla. Sin embargo, ¿qué habría sucedido si la Inglaterra del siglo XIX o la España de la década de los 60 no hubiesen alcanzado un boom demográfico? O, a sensu contrario, muchos historiadores están de acuerdo en que la decadencia nacional de nuestro país durante los siglos XVII y XVIII tuvo su origen en la despoblación que aquejaba a la península.

Hay que recordar que la División de Población de la ONU ha predicho que la población mundial alcanzará su cénit en siete mil millones de personas en el año 2030 para luego comenzar un largo descenso hacia el ocaso demográfico de la Humanidad. Esperemos que con el esfuerzo y el sentido común de todos la ONU se equivoque una vez más y deje de utilizar el aborto como instrumento de dominación.

Si el actual Gobierno español no quiere atender a criterios éticos y a razones biológicas para frenar la actual ley del aborto, que al menos escuche los argumentos económicos que pueden provocar el fin del estado del bienestar en nuestro país, ya que el gran escándalo del siglo XXI, caracterizado por la perfección de los medios, está siendo la aceptación social del aborto.

ISABEL ESTAPÉ, de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras

Sea alegre y goce de buena salud



“Gracias al buen humor, las personas son más tolerantes, lidian mejor con las frustraciones y conservan la salud física y mental”, asegura Sueli Damergian, profesora de la Universidad de São Paulo (Brasil). Según un reportaje del periódico O Estado de S. Paulo, el buen humor puede aprenderse, al igual que la lectura y la escritura. Claro está que para ello la persona gruñona tiene que cambiar su forma de pensar. La catedrática de Psicología Raquel Rodrigues Kerbauy explica: “Si alguien cree que solo conseguirá sonreír cuando el mundo sea justo, será un eterno malhumorado. A fin de cuentas, las injusticias existen por doquier”. Aun teniendo un horario muy apretado, las personas de buen carácter disfrutan de sus compromisos sociales —observa el informe— y valoran cosas pequeñas como “una charla, un dulce o cinco minutos de buena música”. No obstante, Damergian advierte: “No debe confundirse el buen humor con la frivolidad y el mal gusto”.

EL ESTRÉS


¿Estrés? ¿Demasiada tensión? ¿Abrumación? ¿Demasiado en que pensar? ¿Esto nos pone cansados, irritables o hasta deprimidos? ¿Qué se puede hacer para controlar el estrés?...


La gente va raramente al doctor a decir "Pienso que estoy estresado", sin embargo, los institutos nacionales de la salud dicen que el 80% de enfermedades son causadas por el estrés directamente o indirectamente. Las hormonas, tales como la adrenalina, son lanzadas en la sangre cuando se está tensionado. Esto causa una subida en la presión arterial, aumento de los latidos del corazón y del ritmo respiratorio y una conversión más rápida del glicógeno en glucosa. Estas son cosas buenas si se necesita escapar del ataque de un animal salvaje -por ejemplo-, pero cuando estos efectos son prolongados, el sistema inmunológico se deprime, y el cuerpo sufre otros cambios negativos.

Los efectos comunes del estrés prolongado incluyen fatiga, dolor en los músculos y las articulaciones, dolor de cabeza, confusión mental, depresión, ansiedad, e irritabilidad. Las reacciones a la tensión hacen que el cuerpo utilice demasiada energía, que puede dar lugar a la debilidad física y mental.


Una forma de manejar el estrés

Años atrás en la Universidad de Stanford, fue hecho un análisis de 146 estudios sobre la meditación. La conclusión fue que la meditación no sólo era beneficiosa a la hora de prácticarla sino que redujo perceptiblemente la ansiedad como rasgo del carácter.

El fondo del asunto es que el estrés es un asesino, y que la meditación puede ayudar realmente a defenderse de él. La meditación tradicional puede tener efectos más que beneficiosos, no sólamente para el estrés sino para la mejora personal, pero quizá se puede pensar que no se dispone de tiempo, o no se quiere aprender a meditar. Pero hay una técnica simple que se puede aprender en algunos minutos y empezarla a usar desde hoy.

Para utilizar esta técnica basta con parar lo que se esté haciendo cuando uno se siente tensionado, y respirar tres veces profundamente. Pararse interiormente hasta identificar qué está incomodando. ¿Está preocupado por algo? ¿Hay alguna carta que necesita escribir? ¿Quizá la cabeza o el cuello está adolorido?.

Después basta con tratar de resolver esos factores que alimentan el estrés: escribir la carta que está en la mente, tomar una aspirina, o colocar las cosas en una lista para mañana si se reconoce que no hay nada que se pueda hacer ahora. Con la práctica se adquirirá agilidad para reconocer conscientemente lo que está irritando bajo la superficie. Después de localizar estas cosas y hacer lo posible por afrontarlas, se habrán despejado los obstáculos para pensar claramente con un sólo objetivo en la cabeza: lo que se tiene entre manos.