Once claves para ser feliz



Para alcanzar un equilibrio emocional hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Desconfíe de los manuales para ser feliz. No existe una fórmula mágica para conseguirlo. Si fuera tan sencillo, todos seríamos felices.

2. Para ser feliz no hay que estar permanentemente buscando la felicidad. Cuando nos empeñamos mucho en lograr algo, generalmente no sale bien. Un exceso de interés es bueno durante un tiempo, pero al final el rendimiento baja porque no se puede mantener de forma permanente.

3. La psicología positiva está muy orientada hacia una psicología del éxito, pero lo que ha de promover esta disciplina es la realización de la persona.

4. No busque la felicidad en sí misma. La vida impone unas tareas en cada etapa de nuestra vida que, por añadidura, le conducirán paso a paso hacia un estado de realización y, por ende, a la felicidad.

5. A la hora de tomar decisiones, una vez sopesados todos los motivos de forma equilibrada, lo mejor es seguir nuestra intuición y nuestro propio criterio. Así, en caso de equivocarnos, por lo menos lo habremos hecho a gusto.

6. No dejarse influir por las estadísticas ni sentirnos parte de ellas. Cada persona y cada colectivo tiene unas características diferentes que no se pueden hacer extensivas al resto.

7. Trabajar y pensar con perspectiva. Quizás le damos importancia a cosas que pensamos que nos dan la felicidad pero que, a unos meses vista, ya no tendrán tanta importancia o ésta será relativa.

8. Ser flexibles a la hora de establecer los objetivos que pensamos que van a contribuir a hacernos felices. Todo cambia y debemos adaptarnos al entorno y a las nuevas circunstancias.

9. Ser travieso y sentirse libre para cambiar de actividad. Observar, explorar y crear nos hará ser personas más alegres y, por lo tanto, sentirnos felices.

10. Ser cordiales y amables tanto en el ámbito familiar como en el social. Las personas que tratan con cariño y aprecio a sus amigos y familiares son mucho más felices. No por tener relaciones profundas éstas son igualmente afectivas.

11. La vida feliz se asienta en muchos ámbitos: familia, trabajo, relaciones, etcétera. Hay que compensar unos con otros y "no poner todos los huevos en el mismo cesto". Además no debemos olvidar la necesidad de "vivir en paz interior".

No hay comentarios: