¿Por qué no hay pillaje y saqueos en Japón?


Una estructura legal que incentiva la honestidad, un cuerpo policial muy amplio y, paradójicamente, la presencia del crimen organizado sustentan una cultura de la responsabilidad que se impone al vandalismo callejero.

El mundo entero asiste asombrado a la capacidad japonesa para reponerse poco a poco de los efectos del tsunami sin perder la calma. A diferencia de otras catástrofes naturales recientes en Haití o Chile, donde el pillaje y los saqueos eran frecuentes, Japón continúa guardando cola para realizar la compra o recibir asistencia médica.

El profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Michigan, Mark D. West, ha indicado a Slate.com los factores que explican este comportamiento tan disciplinado: una estructura legal que fomenta la honestidad, un cuerpo policial extenso y, paradójicamente, la presencia del crimen organizado.

West explica que en Japón las probabilidades de encontrar un objeto perdido son muy altas porque el gobierno incentiva a la gente a devolver lo que no es de su propiedad. Por ejemplo, si un japonés encuentra un paraguas ajeno y lo devuelve, recibirá hasta el 20 por ciento de su valor. Si se cumplen seis meses y nadie lo reclama, se lo queda.

Japón es uno de los países con mayor presencial policial del mundo. Hay cerca de 300.000 oficiales situados estratégicamente en ‘kobans’, pequeñas comisarías regentadas por equipos de entre uno y diez agentes cuya omnipresencia permite estar en contacto directo con los vecinos, y viceversa. Además, tienen buenos salarios y se alojan en viviendas oficiales a bajos precios, según cuenta Slate.com.

La policía no es la única organización que vigila Japón desde el tsunami. Las bandas yakuza (mafia japonesa) también se encargan de imponer el orden.Yamaguchi-gum, Sumiyoshi-kai y Inagawa-kay, los tres grupos organizados más importantes del país, cuentan con brigadas que patrullan las calles y se encargan de impedir cualquier atisbo de pillaje.

http://noticias.lainformacion.com

No hay comentarios: