No ser más ni ser menos : la solución se llama ”feminizar el mundo”

¿La mujer es más o menos que el hombre? … ¿es un plus en la vida de la sociedad o esencial e insustituible en la historia de la humanidad?…¿la identidad de la mujer pasa por modelos masculinos o debe buscar otros senderos para llegar a ser ella misma ? …

Las crisis en el mundo de las ideas se superan por elevación, no por disminución y es así cómo debemos enfocar algunos interrogantes planteados por la ideología relativista y destructora de la identidad de la persona humana , que pretende totalizar la sociedad española : ¿ la mujer es más o menos que el hombre? … ¿ es un plus en la vida de la sociedad o esencial e insustituible en la historia de la humanidad ? …¿ la identidad de la mujer pasa por modelos masculinos o debe buscar otros senderos para llegar a ser ella misma ? … ; la lista puede llegar a ser exhaustiva y hay que nuclearizar el fondo de la cuestión : la mujer está hecha a imagen y semejanza de Dios – igual que el hombre- y no a imagen del varón , por lo que poseen la misma dignidad pero diferente identidad . De aquí derivan algunas verdades : el auténtico feminismo se llama “ igualdad de derechos y oportunidades y complementariedad en sus funciones” ; el hombre y la mujer se perfeccionan mutuamente pero no se identifican porque son diferentes en su personalidad , en su genética , en su psicología , en su inteligencia y en su afectividad ; para que un recién nacido llegue a desarrollar su personalidad – es decir, su capacidad de ser persona-, necesita de un padre y una madre que le aportarán sus peculiaridades personales , diversas y complementarias , por lo que no tiene sentido hablar de “ progenitor A y B ” , una de las últimas manías persecutorias del actual gobierno ; y sólo son idénticos la mujer y el hombre en su responsabilidad , pero cada uno la ejercerá de manera diferente .

“Mujer sé tu misma” ; éste puede ser un buen consejo y para ello , algunas pautas vitales : si vivir consiste en “ pensar o saber, querer y hacer” , quizá hay que aprender a ser lo que uno debe ser , hay que querer hacerlo sin temor ni titubeos , y hay tener un norte claro para que el “quehacer de la mujer” no sucumba ante interferencias , desorientaciones u obstáculos externos . Entre éstos quizá uno destaca sobre los demás : durante siglos y como consecuencia del afán dominador del hombre , a la mujer le ha correspondido ocupar un lugar secundario y circunscrito al trabajo del hogar y a la educación de los hijos , pero ésta realidad no pertenece a la identidad femenina, sino a un modelo cultural que se ha transmitido de generación en generación ; y quizá ha llegado la hora en la que el hombre y la sociedad acepten un cambio de mentalidad por el que el trabajo del hogar y la educación de los hijos corresponda tanto al hombre como a la mujer porque ambos trabajen fuera del hogar . Este reparto de funciones ,- el hombre en el trabajo y la mujer en el hogar -, no afecta al núcleo masculino o femenino , por lo que puede cambiar . Si ese momento no tarda en llegar , veremos cómo el hombre aporta lo mejor de sí mismo – y no se limita sólo a trabajar y ganar dinero-, y la mujer accederá a puestos de responsabilidad sin descuidar a su familia o a su hogar; la verdad es que todo ser humano puede dar más de lo que da si se lo propone porque somos un pozo sin fondo de oportunidades insospechadas. Y cuando se logre esta aventura - hoy por hoy utópica - con buen final , el mundo se convertirá en una familia porque la mujer habrá” feminizado” la humanidad.

Artículo escrito por Marosa Montañés Duato,periodista

No hay comentarios: