El León y el Mosquito luchador


Un mosquito se acercó a un león y le dijo:
- No te temo, y además, no eres más fuerte que yo. Si crees lo contrario, demuéstramelo. ¿Que arañas con tus garras y muerdes con tus dientes? ¡Eso también lo hace una mujer defendiéndose de un ladrón !
Yo soy más fuerte que tú, y si quieres, ahora mismo te desafío a
combate. Y haciendo sonar su zumbido, cayó el mosquito sobre el león, picándole alrededor de la nariz, donde no tiene pelo.

El león empezó a arañarse con sus propias garras, hasta que renunció al combate. El mosquito victorioso hizo sonar de nuevo su zumbido; y sin darse cuenta, de tanta alegría, fue a enredarse en una tela de araña.

Al tiempo que era devorado, se lamentaba de que él, que luchaba contra los más poderosos, fuese a perecer a manos de un insignificante animal, la araña.

Moraleja: No importa que tan grandes sean los éxitos en tu vida, cuida siempre que la gloria por haber obtenido uno de ellos, no lo arruine todo.

No hay comentarios: