Todo se puede superar


Es altamente probable que en la vida debamos soportar algunas tragedias o pruebas: pérdida de un ser querido, un accidente a personas cercanas o a nosotros mismos, robos, incendios, etc. Cuando suceden estos problemas, podemos sentirnos agobiados e, incluso, que no vale la pena seguir viviendo.

Sin embargo no hay herida que no sea recuperable. Por muy terribles que sean algunas experiencias, todo es posible de superar y son prueba de ello millones de personas que lo han logrado. Sabemos de algunos famosos héroes, pero no sabemos de miles de anónimos seres humanos que consiguieron, pese a todo, salir adelante y volver a ser felices.

La desgracia no es algo inherente al ser humano, como tampoco parece serlo la felicidad. Esto significa que se aprende a dirigir los sentimientos y pensamientos, hacia la desgracia o a la felicidad. Aunque pueda sorprenderte, la verdad es que la felicidad es una representación mental y la puedes construir en el encuentro con el otro.

Es importante no aislarte y participar con los demás. Ideal es pertenecer a un grupo de desarrollo personal, en el que todos desean ser un poco mejores. Pero lo mas importante, es aprender a amar. Dar amor, sin esperar nada a cambio, y darlo a todas las personas. Esto te abre al mundo y a la vida, te renuevas de energías y esperanzas.

Precisamente en esto último está la gran diferencia: tener esperanza. Esto significa tener proyectos de vida. Quienes viven simplemente por vivir, trabajan por ganar un dinero para luego gastarlo en algo, pero que no tienen ideales en la vida, están muy debilitados para enfrentar las tragedias o pruebas que la vida le presentará más temprano que tarde. Si vives solamente para lo inmediato, serás más desdichado.

Interésate sinceramente por los demás y con simples gestos de escuchar atentamente, hacer una pregunta pertinente, manifestar solidaridad, abrazar, dar afecto, etc., conseguirás dar alegrías e, incluso, salvar vidas. Con ello, ayudas a renovar esperanzas. Y lo notable es que sin darte cuenta, te encontrarás con personas que también se interesarán en ti, que renovarán tus esperanzas y que te darán amor y felicidad.

Mientras más altruistas sean tus objetivos, más se acercarán a verdaderos ideales. Mientras menos compitas y más cooperes, más felicidad tendrás en la vida.

1 comentario:

Jamilett dijo...

Es cierto lo que dices, muchas veces con ciertos aconteceres en la vida hace que pensemos que ya no tiene sentido nada, pero siempre existe algo porque seguir. Esta en nosotros, todos somos heroes anonimos de una u otra forma. Buen post!
Saludos.