Libros que son un regalo


Si se trata de buscar una novela para leer o regalar, hay que recordar algunas que destacaron a lo largo del año en medio de un aluvión de títulos. Estas son algunas sugerencias entre novedades y reediciones.

Yoko Ogawa, La fórmula preferida del profesor. Este libro, el más popular de la japonesa Yoko Ogawa (1962), ha sido premiado por diferentes sociedades matemáticas, pues el entusiasmo por las matemáticas forma parte de su argumento. Sin embargo, lo decisivo es la historia en sí misma: a partir de uno de sus trabajos como asistenta, la narradora y su hijo de diez años empezaron una relación muy especial con un anciano profesor de matemáticas que, a consecuencia de un accidente, tenía una autonomía de memoria de ochenta minutos. El mayor gancho está en el talante del profesor. (Funambulista. 299 págs. 13,95 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Wallace Stegner, En lugar seguro. Esta novela cuenta la larga amistad entre dos matrimonios de profesores universitarios norteamericanos. Los Lang y los Morgan hacen todo lo posible por salir adelante en medio de unas circunstancias normales, con los problemas y dificultades laborales y familiares que tiene todo el mundo. Escrita por Larry Morgan, profesor y escritor, a pesar de la aparente falta de sustancia, el relato de sus vidas resulta apasionante tanto por la calidad literaria como por las vidas de los protagonistas. (Libros del Asteroide. 392 págs. 21,95 €. Ver Aceprensa, 19-11-2008).

Esther Hautzig, La estepa infinita. Es la primera vez que se traduce al castellano este relato autobiográfico de Esther Hautzig (1930). Publicado hace casi cuarenta años, narra unos capítulos de la historia de una próspera familia judía que poseía una joyería en la población de Vilna (Polonia). La alegre infancia de Esther dio paso a unos años de brutal cambio, cuando en 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, las tropas soviéticas penetraron en Polonia. Esther y su familia, acusados de capitalistas, fueron deportados a Siberia, donde vivieron cinco años. En medio de las dificultades, Esther consigue transmitir un saludable y contagioso optimismo. (Salamandra. 256 págs. 16 €. Ver Aceprensa, 19-11-2008).

Fred Chappell, Me voy con vosotros para siempre. Escrita como si se tratase de los recuerdos infantiles del narrador, esta divertida novela cuenta la infancia de Jess en una granja de Carolina del Norte. Allí viven su padre, ocurrente y gamberro, su madre, que ejerce de maestra, y la abuela, que lleva el control de la granja. La última persona que se integra en la vida familiar, es Johnson Gibbs, un adolescente huérfano que contratan como bracero. Jess describe la vida doméstica en la granja, salpicada de desternillantes y ocurrentes anécdotas protagonizadas por sus excéntricos familiares. (Libros del Asteroide. 240 págs. 17,95 €.).

Hitonari Tsuji, El Buda blanco. Obsesionado con la muerte desde niño, Minoru Eguchi siempre se pregunta qué pasa luego con las almas. Por encima de todo, no quiere olvidar a sus antepasados y se le ocurre construir una estatua de Buda con los huesos en polvo de todos los muertos de la isla donde vive. La novela abunda en valores positivos, como son la búsqueda de respuesta a las preguntas clave de la existencia y el amor a la familia. Minoru se enfrenta a estas cuestiones con un armazón cultural extraño para un occidental, y más para un cristiano, pero siempre con una aspiración honesta de buscar la verdad y dar un sentido a su existencia. (Alianza. 347 págs. 20 €. Ver Aceprensa 19-11-2008).

Richard Russo, Puente de los suspiros. Lou Lynch tiene sesenta años, trabaja en Thomaston, está felizmente casado y tiene un hijo. Van a viajar a Venecia y semanas antes decide poner por escrito los recuerdos de su vida hasta los dieciocho años, buscando entender por qué el amigo clave de su vida, Bobby, dejó en ese momento y para siempre Thomaston. Una historia rica y absorbente, sólida y con atractivo en cada una de sus muchas páginas. Una novela dura pero sin morbo, básicamente optimista. (Alfaguara. 687 págs. 23,50 €.).

Daniel Pennac, Mal de escuela. Durante años profesor en institutos, el francés Pennac se hizo famoso con su ensayo Como una novela, donde reflexionaba sobre la lectura entre los adolescentes. En Mal de escuela, desde la perspectiva de su experiencia docente, recuerda su vida como estudiante y muchas anécdotas sobre su trabajo como profesor. Como estudiante, se consideraba un zoquete. Pero su experiencia le ha servido para buscar todo tipo de estrategias con tal de rescatar del pozo a estos alumnos. (Mondadori. 255 págs. 19,50 €. Ver Aceprensa, 12-11-2008).

Betty Smith, Un árbol crece en Brooklyn. La autora se inspiró en su propia vida para contar la vida de la niña Francine desde los diez hasta los dieciséis años en un barrio pobre de Brooklyn en las primeras décadas del siglo XX. Crece leyendo libros que tanto le gustan y que proyectan su vida más allá de la mediocre realidad del entorno. Su familia, con personajes extravagantes y una madre luchadora, intenta abrirse paso ante la adversidad. Esta novela se publicó en 1943 y gozó de mucha popularidad. (Lumen. 505 págs. 21,90 €. Ver Aceprensa, 2-09-2008).

Abraham B. Yehoshúa, Una mujer en Jerusalén. Entre los muertos causados por un terrorista em Jerusalén se encuentra una hermosa y enigmática mujer, Julia Ragayev, cuyo cadáver nadie reclama. Un empleado de la empresa en la que trabaja deberá cargar con el cadáver y devolver a Julia a su pueblo natal, emprendiendo un fatigoso viaje que acabará por sacudir lo más íntimo de su conciencia. Esta novela, simbólica y crítica a un tiempo, refleja con naturalidad una realidad que oscila entre lo cotidiano y lo inverosímil, sorprendiendo al lector. El dramatismo argumental da paso al drama interior de sus personajes, hombres y mujeres sin nombre, con sus miserias, sus vidas truncadas… (Anagrama. 287 págs. 17 €. Ver Aceprensa, 1-10-2008).

Alan Bennett, Una lectora poco común. La Reina de Inglaterra entra casualmente en una biblioteca ambulante y conoce a un lavaplatos de palacio con un libro en la mano. Él no se siente intimidado e inician una relación en la que el joven la va conduciendo hacia el mundo de los libros. Su nueva afición no es bien vista por su entorno. Pero ella lee y lee, consciente de que el tiempo se acaba, y nota cómo la lectura la va transformando en algo muy parecido a un ser humano. (Anagrama. 119 págs. 20 €. Ver Aceprensa, 30-04-2008).

Arto Paasilinna, La dulce envenenadora. La octogenaria Linnea Ravaska, viuda de un coronel, no tiene hijos. El único familiar que le queda es el hijo de la hermana de su marido, Kauko, un joven que ha cruzado la línea del gamberrismo y es un delincuente profesional de poca monta, pero peligroso y totalmente alcoholizado, lo mismo que sus amigos de juergas. Harta de esta situación, planea una sutil venganza, que se le va de las manos. Con un original sentido del humor, hace una divertida y ácida radiografía de la Finlandia actual. (Anagrama. 198 págs. 17 €.).

Louis Hémon, Maria Chapdelaine. Con un estilo sencillo y realista, esta novela narra unos pocos meses en la vida de la joven Maria Chapdelaine, la hija de una familia de colonos canadienses. La mirada del narrador sigue los pequeños avatares en la vida de esta adolescente, y a través de ellos conocemos las costumbres cotidianas de una familia de pioneros. También destaca el elogio de unas gentes sencillas que poseen una firme escala de valores: la religión católica, la familia, la tierra. El protagonismo lo comparten los personajes humanos y una naturaleza agreste y poderosa. (Ediciones del Viento. 168 págs. 16,35 €.).

Henning Mankell, El chino. En este caso Mankell abandona al inspector Wallander y utiliza como protagonista a Brigitta Roslin, una juez que se inmiscuye en la investigación de un horroroso crimen colectivo en el que fueron asesinadas diecinueve personas. La policía sigue la pista de un psicópata, pero ella sospecha que en la trama está implicado un chino. La protagonista es un personaje con algunos problemas personales y familiares interesantes y bien planteados. (Tusquets. 471 págs. 20 €.).

José Jiménez Lozano, Agua de noria. El comisario Valtodano y su ayudante Ledesma afrontan la investigación de un caso de delincuencia que parece sobrepasar toda imaginación posible: la aparición de un anciano intervenido quirúrgicamente de modo ilegal al que han desechado y convertido en “un vegetal seco o una cosa”. Por encima de la anécdota argumental, la novela retrata con agudeza y claridad la desorientación de la sociedad actual que amenaza con pisotear al hombre por el propio hombre. (RBA. 256 págs. 18 €. Ver Aceprensa, 19-11-2008).

G.K. Chesterton, El Padre Brown. Relatos completos. El Padre Brown es un atípico cura detective que, mediante su intuición y su conocimiento de la psicología humana, resuelve intrincados casos de intriga policíaca. En los relatos que protagoniza, Chesterton demuestra su talento literario, su afición a la paradoja, su profundidad inusual, su capacidad para describir tipos y actitudes, y su teoría de que los mejores relatos policiacos son breves, de un solo capítulo, como piezas cerradas y acabadas. Es una buena idea esta edición, en rústica, de todos los casos resueltos por el Padre Brown, que hubiera sido perfecta si los márgenes interiores fueran mayores para que la lectura fuera más cómoda. (Encuentro. 1.054 págs. 18 €.).

Ernestina de Champourcin, Poesía Esencial. Ernestina de Champourcin (1905-1999) es una de las poetas españolas más destacadas del pasado siglo. A raíz del centenario de su nacimiento, se han celebrado diversos actos conmemorativos (congresos, exposiciones…) y se han reeditado algunos de sus libros. Ernestina, una de las voces femeninas de la llamada generación del 27, vivió con pasión y gran seriedad su quehacer poético. El poeta y filólogo Jaime Siles ha realizado un magnífico trabajo de selección, con el que recorre toda su obra. (Fundación Banco de Santander. 290 págs. 20 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Sara Paretsky, Golpe de sangre. En 1982 nació el personaje de Victoria Warshawski, una abogada radical, divorciada, treintañera, trabaja en Chicago y suele investigar delitos de guante blanco. Desde esa fecha, Sara Paretsky (Iowa, 1947) ha escrito catorce novelas contando sus casos. Ediciones B recupera una antigua colección de novela negra y el primer título es el cuarto caso de Warshawski. Caroline, antigua amiga de infancia, nunca ha sabido quien fue su padre y le pide que lo averigüe. Esto removerá secretos bien guardados. (Ediciones B. 391 págs. 10 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Nathaniel Hawthorne, La casa de los siete tejados. Esta novela cuenta la historia de una casa maldita. A finales del siglo XVII, en Nueva Inglaterra, el coronel Pyncheon, de formación puritana, decide construirse una gran mansión en el lugar donde antes estaba la cabaña de Mathew Maule, que presentan como hombre turbio, y que fue conducido al cadalso a causa de acusaciones de brujería. El coronel, que preside el juicio condenatorio, no puede disimular unas intenciones torcidas, con ánimo de apoderarse del terreno de Maule. El día de la inauguración de la imponente casa, el coronel muere repentinamente. Publicada en 1851, es una de las obras fundacionales de la literatura norteamericana. (Mondadori. 355 págs. 23,90 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Michael D. O´Brien, El librero de Varsovia. Tras la adolescencia, los enfrentamientos con su padre y una manifiesta desorientación vital llevan a Pawel Tarnovski a abandonar su hogar. En París conoce la miseria más extrema. Vuelto por fin a Varsovia, recupera parcialmente su fe y pasa a regentar la librería de un tío difunto. Allí, en 1942, da refugio a un adolescente judío. El joven David Schäfer posee una inteligencia poco común y los diálogos que él y Pawel mantienen sobre la religión, la literatura, el arte, etc., durante los seis meses que permanecen allí, en medio de la miseria, el miedo y el frío, serán para ambos un fructífero aprendizaje que acabará decidiendo sus destinos. (Libroslibres. 525 págs. 23 €. Ver Aceprensa, 2-09-2008).

Knud Romer, Quien parpadea teme a la muerte. Esta pequeña novela autobiográfica generó una fuerte polémica a cuenta de la reciente historia de Dinamarca y la dudosa hospitalidad con que el país nórdico recibió a los emigrados alemanes que huían del régimen nazi. Su autor cuenta la historia desventurada de la saga familiar: tres generaciones marcadas sucesivamente por las dos guerras mundiales y finalmente por la incomprensión y la suspicacia dolorosa de los provincianos daneses, que convierten a la madre de Knud y a él mismo en el blanco de sus prejuicios antialemanes. (Minúscula. 208 págs. 15 €. Ver Aceprensa, 1-10-2008).

William Maxwell, Adiós. Hasta mañana. William Maxwell (1908-2000), conocido por su labor como crítico literario y editor en Estados Unidos, fue también un notable escritor. La novela se sitúa en la pequeña localidad de Lincoln (Illinois), a comienzos de la década de los años veinte. El narrador, muchos años después, recrea un suceso que condicionó su infancia, el asesinato del aparcero Lloyd Wilson, uno de sus vecinos, acontecimiento trágico que marcó la vida de Lincoln durante una larga temporada. El narrador no se limita a recordar aquellos hechos. Maxwell se maneja bien en estos registros íntimos y evocadores. (Libros del Asteroide. 176 págs. 15,96 €.).

Ernst Jünger, Sobre los acantilados de mármol. Publicada en Alemania en 1939, esta novela tiene un cierto aroma profético. En ella, Jünger (1895-1998), privilegiado testigo del siglo XX, volcó de manera agónica sus inquietudes existenciales. Los lectores interpretaron el libro como una alegoría sobre el régimen nazi (sus obras fueron prohibidas al poco tiempo). Pero admitir sólo esta lectura sería reducir el alcance significativo de este relato. En ella se cuenta la degradación del país de Marina, asediado por las hordas que proceden de los bosques, dirigidas por el Guardabosques Mayor. Todo se cuenta de manera alegórica, pero con una evidente intencionalidad política. (Tusquets. 220 págs. 16 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Varlam Shalámov, Relatos de Kolimá. Shalámov sufrió condena en Siberia desde 1937 a 1953, en la época estalinista. Los Relatos de Kolimá describen, desde su experiencia, la vida en los campos de trabajo soviéticos. Son unos relatos que sobrecogen, como no podía ser de otra manera cuando se asiste al espectáculo de unos hombres privados de todos los derechos (Minúscula. 354 págs. 18,50 €. Ver Aceprensa, 5-03-2008).

Vintila Horia, Dios ha nacido en el exilio. Vintila Horia (1915-1992) nació en Rumanía, pero con la Segunda Guerra Mundial llegó el exilio: primero, en campos de concentración en Alemania; después vivió en Francia y en España, donde se instaló definitivamente. Dios ha nacido en el exilio es el diario del poeta Ovidio (43 a. de C –17 d. de C.) tras ser expulsado de Roma, por orden de Augusto, a los confines del Imperio en la desembocadura del Danubio. La novela no es propiamente un relato histórico sino el retrato psicológico del protagonista, que evoluciona de la desesperación y la añoranza de Roma a la transformación que suponen para él el descubrimiento de otras culturas, la experiencia del sufrimiento y la proximidad de la muerte. (Ciudadela. 254 págs. 23,50 €. Ver Aceprensa, 30-04-2008).

Merçé Rodoreda, La plaza del Diamante. Se cumplen cien años del nacimiento de la que pasa por ser la mejor escritora catalana del siglo XX. La plaza del Diamante es una de las mejores novelas sobre la Guerra Civil española. Tiene como protagonista a Colometa, una sencilla mujer que relata con voz propia una parte de su vida, desde los años 20 hasta la inmediata posguerra. En total, se cuentan treinta años de la vida de una mujer barcelonesa, que explica la realidad desde su peculiar punto de vista: coloquial, lírico, insignificante, doméstico, ingenuo, dramático y lleno de muchos detalles aparentemente intrascendentes. (Edhasa. 503 págs. 24,50 €. Ver Aceprensa, 25-06-2008).

Josep Pla, Vida de Manolo. Junto con El cuaderno gris, su diario, Vida de Manolo es otra de sus obras más valoradas de Josep Pla. La publicó en 1928 y en ella cuenta la vida del escultor Manuel Hugué (1872-1925). Tras una azarosa juventud, Hugué se trasladó a París, donde vivió una bohemia hambrienta, nada estilizada, hasta que consiguió abrirse camino como escultor. En París convivió con Picasso y otros muchos artistas españoles y extranjeros. Tras la Primera Guerra Mundial, regresó a Barcelona. Más que los hechos que se cuentan, interesantes, sobresale la excelente prosa de Pla. (Libros del Asteroide. 168 págs. 16,95 €.).

Mary Cholmondeley, La polilla y la herrumbre. Contemporánea de Henry James, la literatura de la inglesa Mary Cholmondeley (1859-1925) anticipa de alguna manera la descomposición de la aristocracia, tema que abordó con tanto sentido del humor la escritora Nancy Mitford. En La polilla y la herrumbre,la autora centra la narración en Anne y Janet, dos atrayentes mujeres que viven de manera distinta la obsesión por contraer matrimonio. Un desgraciado incidente salpica directamente la vida de Janet y provocará una cadena de desgracias a su alrededor como respuesta a la coherencia y fidelidad de sus promesas. (Periférica. 201págs. 16 €. Ver Aceprensa, 2-09-2008).

Jerzy Andrzejewski, Cenizas y diamantes. En los últimos días de la guerra mundial en Polonia, la acción gira alrededor de la preparación de un asesinato de un comunista idealista, llamado a convertirse en una de las figuras políticas del futuro gobierno. La novela destila autenticidad histórica: la desorientación de los protagonistas, la desmoralización unida a la esperanza, el pasado que se intenta borrar a toda costa, la lucha cotidiana por sobrevivir, se reparten a partes casi iguales entre los distintos bandos. (Alba. 450 págs. 24 €. Ver Aceprensa, 28-05-2008).

Guillermo Martínez, La muerte lenta de Luciana B. Luciana hizo trabajos de mecanografía para un famoso escritor, un tal Kloster. Tras la muerte de varios seres queridos, vive en un estado de angustia al creer que todo forma parte de una siniestra venganza urdida por Kloster. Un narrador anónimo cuenta los hechos. Luciana acusa a Kloster de forma convincente en sus diálogos con el narrador y, después, Kloster se defiende con argumentos implacables ante el mismo personaje. El autor maneja con soltura los mecanismos del equívoco, de forma que cualquiera de las dos versiones puede ser cierta. La novela es una reflexión sobre el poder de la ficción y una parábola sobre el Mal en estado puro. (Destino. 213 págs. 19,50 €. Ver Aceprensa, 5-03-2008).

Willa Cather, Lucy Gayheart. Autora de una importante obra que empieza a redescubrirse ahora en España, Willa Cather (1876-1947) describe en sus obras la vida en Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XX. En Lucy Gayheart asistimos a la tragedia de una joven que abandona su localidad natal para ir a estudiar a Chicago. Allí sobrevive dando clases de piano. Y poco a poco, fascinada por la personalidad de un cantante de prestigio, empieza a despegarse de las estrechas miras con las que juzga la vida en su pueblo. La relación, extraña pero intensa, no parece que vaya a acabar bien. (Alba. 221 págs. 18 €. Ver Aceprensa 6-11-2008).

http://www.aceprensa.com/articulos/2008/dec/09/libros-que-son-un-regalo/

No hay comentarios: