CLAVES PARA TRABAJAR MEJOR



¿Quién no ha pospuesto alguna vez alguna tarea? ¿o ha dejado de hacer algo, pensando que quizá… más tarde, u otro día, o la semana que viene? La verdad, es que creo que esto de la procrastinación o aplazamiento, nos afecta a todos, en más o menos medida. Siempre hay tareas, que por un motivo u otro, cada uno tiene los suyos, no nos apetece hacer en el momento y encontramos mil y una excusas para retrasarlas.

Pero, el tema es que la mayoría de tareas que se te plantean, seguro que tienes que hacerlas tarde o temprano y cuanto más tiempo tardas, más te incordia tenerlas pendientes y menos ganas tienes de llevarlas a cabo.

Así que te voy a dar 10 claves para superar este impertinente vicio, sacadas de la relación de 20 que nos propone Scott H Young en su blog:

Haz la tarea ahora: en cuanto se te plantee y siempre que sea posible, cuanto antes la hagas mejor. Si practicas esta regla, se instalará en ti como un hábito.

Haz primero lo más importante. Así si tus fuerzas decaen, al menos lo principal estará hecho y sentirás satisfacción. Si llevas tiempo retrasando alguna tarea importante, no lo dudes, hazla ya y no permitas que te siga incordiando. Luego, pasa a otra cosa.

La regla de los 10 minutos: si hay una tarea que te desborda, decide trabajar en ella tan sólo 10 minutos. Esto te parecerá poco tiempo y no será tan agobiante. Ve dedicándole 10 minutos, cada vez, hasta que tú mismo te animarás a acabar la tarea aunque haya que alargar el tiempo.

Divide la tarea en partes. Un problema bien planteado está medio solucionado. Una tarea complicada o tediosa dividida en pequeñas partes, es más fácil y agradable de realizar.

La regla de los 30-10: controla el reloj y ponte a trabajar a tope durante 30 minutos. Tras ese tiempo, dedícate a hacer algo que te guste durante 10 minutos. Saber que tienes un tiempo limitado para trabajar y que luego podrás hacer algo que te gusta te motivará a trabajar más y mejor.

Fíjate un plazo final: si tienes un plazo límite, la presión hace que trabajes con más eficacia.

Ponte presión pública: si comunicas lo que tienes que hacer y los resultados esperados a alguien más, intentas no decepcionar a esa persona y a ti mismo y te esfuerzas más en acabar a tiempo.

Recompénsate: ponte un premio para cuando finalices la tarea. Esto te hace trabajar con la ilusión de obtenerlo y además te hace la tarea más agradable.

Piensa en los beneficios de hacer la tarea: en lugar de pensar en los obstáculos, céntrate en los beneficios que obtendrás al finalizar el trabajo bien hecho.

Supera tus miedos: define los miedos que te están bloqueando e impidiendo realizar esta tarea, miedo a fallar, a no hacerlo lo bastante bien. Luego, piensa en lo peor que puede pasar, esto te permitirá decidir como se puede evitar y a controlar mejor tus miedos. Si aún así no te sale bien, siempre puedes intentarlo de nuevo, o intentar otra cosa, ¿no crees?
Ánimo, puedes empezar ahora mismo.

Sara Mariner

No hay comentarios: